www.mallorcadiario.com
Hacienda persigue el bitcoin
Ampliar

Hacienda persigue el bitcoin

martes 23 de enero de 2018, 08:00h

Que la economía va por delante de la regulación jurídica es cierto. También de la vigilancia tributaria de las transacciones. Consciente de ello, Hacienda ha pasado a lanzar una ofensiva sobre la vigilancia de las operaciones de la nueva economía. Ello se evidencia tras la aprobación de las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2018, vigentes desde día 23 de enero de 2018.

Entre los nuevos modelos de negocio investigados destaca la “triangulación de envíos” o drop shipping en el que el comercio minorista no tiene almacén ni stocks. Simplemente recibe un pedido y da la ordena al mayorista para que lo distribuya al cliente. Otro modelo investigado es el de “tienda de tiendas” o marketplace en el que una plataforma online ofrece la oferta de varios distribuidores. Este es el caso de Amazon o eBay.

También persigue los pagos en el comercio electrónico puesto que el volumen ha superado ya la retirada de dinero en cajeros automáticos.

Otro aspecto que vigilará es la incidencia fiscal de las criptomonedas. En especial, el uso de bitcoin y cada una de las más de 1.300 criptomonedas existentes en la realidad como medio de pago. Reconocen que este es uno de los desafíos más exigentes que se les plantea en la actualidad.

Como recordatorio, con la normativa tributaria actual en la mano y a falta de un criterio fiscal interpretativo sólido de esta nueva realidad, hay que decir que la tributación del bitcoin y otras criptomonedas es como la de cualquier otro valor patrimonial. La ganancia o pérdida en el Impuesto sobre la Renta se derivará de la comparativa del precio de compra y el de venta. Para ello, se debe seguir el criterio FIFO (First In, First Out) que señala como unidades vendidas en primer lugar, las que inicialmente se adquirieron, al precio que se compraron. Si, por ejemplo, en el pasado compramos un bitcoin cada día, durante una semana, y vendemos hoy 2 bitcoins, el primero en salir será el comprado el lunes (a su precio de compra) y el segundo el del martes. Pero ambos se venden a un mismo precio. Por lo tanto, cada uno llevará implícito un aumento o disminución patrimonial diferente. Las comisiones de compra vienen a aumentar su coste de adquisición.

Si lo que se hace es vender bitcoins para comprar otras criptomonedas, también debe tenerse en cuenta la variación patrimonial. Aunque no pasen a euros, como piensan algunos. Este aspecto es controvertido porque, como se ha señalado, Hacienda no se ha manifestado al respecto. Si no se venden, computan como patrimonio a la hora de realizar la liquidación del Impuesto sobre el Patrimonio. La valoración de las criptomonedas también genera dudas puesto que no existe un mercado único. El más utilizado es coinmarketcap.com.

Por todo ello, sería conveniente que la Agencia Tributaria manifestara claramente los criterios de interpretación a seguir en esta nueva realidad antes de perseguir la tributación derivada de las criptomonedas. De lo contrario, el afán recaudatorio estará por encima del espíritu colaborativo para con el ciudadano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Hacienda persigue el bitcoin

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    186153 | pedro - 02/04/2018 @ 21:08:14 (GMT+1)
    Me pueden decir , UNA sola cosa , que no persiga Hacienda

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.