ÚLTIMAS NOTICIAS >
| -

Ley del aborto en el peor momento

Por: mallorcadiario.com el 3 enero 2014 | Comentar

El Gobierno Rajoy ha lanzado su iniciativa de reforma de la Ley del Aborto en el peor momento posible. Las intenciones del ministro Rajoy es reconvertir una ley progresista que había conseguido un notable consenso social por encima de ideologías en una de las más regresivas de Europa. Ya se han escuchado quejas y protestas en el seno del propio PP por este proyecto, que ofrece la imagen de una sociedad excesivamente confesional, regresiva e intolerante.  Es cierto que la propuesta estaba en el programa de este partido. Pero nadie duda de que si Rajoy obtuvo la mayoría no fue por esta cuestión (que a penas se debatió durante la campaña) sino porque buena parte de los ciudadanos vieron en este partido el mejor instrumento para salir de la crisis económica.

Es precisamente por este motivo que no se comprende que en una coyuntura en que parece que España comienza a salir de la depresión, que hace falta como nunca que el Ejecutivo emplace con optimismo a todos los agentes sociales ya la población en general a  un gran acuerdo para arrimar el hombro, para animar a la inversión e impulsar el esfuerzo colectivo, que se lance una reforma legal del aborto que trae tensión, enfrentamientos, disensión y enfrentamientos. No es apropiado inyectar furia en el cuerpo social cuando lo que necesita es serenidad.

Todo indica que Rajoy ha cedido ante los sectores más retrógrados y confesionales de su partido. Asume el riesgo de las protestas sociales a cambio de tener paz interna en una batalla en la que, pase lo que pase, tiene más que perder que ganar.

Constreñir al máximo la posibilidad de abortar no resolverá el problema. Lo agrandará. Volverán los tiempos negros de los viajes a Londres o a Amsterdam, que tan famosos se hicieron en los años finales del franquismo y primeros de la transición. Volverá la profunda injusticia de que la mujer que tenga recursos para abortar podrá hacerlo sin problemas. La que no, se arriesgará a prácticas clandestinas sin control que podrán en riesgo su vida o su salud. El aborto en condiciones será una cosa de ricos, o de chicas pobres “en manos” de hombres ricos. Es una indignidad para una sociedad democrática.

Lo que tendrían que hacer Rajoy y Gallardón antes de seguir adelante es escuchar a las mujeres. El aborto atañe a ambos sexos, peros son ellas, por dignidad y por respeto, las que han de tener la última palabra. A partir de esta evidencia objetivase ha de actuar, con independencia de lo que dicte cada conciencia.

Suficientes problemas tendrá España este 2014 para que encima se arme una nueva batalla del aborto. ¿No basta con los más de cinco millones de parados, el proceso independentista catalán y la ristra de escándalos judiciales para encima meter de por medio la vidriosa cuestión de la interrupción voluntaria del embarazo? El polvorín español necesita agua a raudales, no más explosivos.

 

Autor: mallorcadiario.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*