ÚLTIMAS NOTICIAS >
| -

Tiempos interesantes

Por: Emilio Arteaga el 28 octubre 2014 | Comentar

Se dice que la frase “¡ojalá vivas tiempos interesantes!” es una maldición china, y es una maldición porque los tiempos interesantes suelen ser tiempos de inestabilidad, de incerteza y de grandes cambios sociales y, por tanto, la vida puede estar llena de inconvenientes y dificultades. Parece que estamos viviendo tiempos interesantes puesto que desde hace años estamos asistiendo a un derribo controlado del estado del bienestar con la excusa de la crisis económica, pero también a un desprestigio rampante de los políticos y los partidos que han dominado la escena desde la transición y al surgimiento de movimientos ciudadanos proactivos que están cambiando la pasividad con la que hemos venido participando en la cosa pública, limitándonos a votar en las distintas elecciones a las que somos convocados periódicamente. Están apareciendo nuevos partidos políticos con una estructura clásica, pero también nuevas opciones de participación más asamblearia, que están poniendo en cuestión la supremacía de los dos grandes partidos, trufados ambos de corrupción, no solo económica sino, lo que es mucho peor, también ética, moral e intelectual.

Podría, y debería, ser el principio del fin del nefasto bipartidismo que nos llevado al actual estado de descomposición democrática y económica, aunque no será fácil, puesto que la ley electoral con listas cerradas, el requerimiento de un mínimo del 5 % de los votos por circunscripción y la ley d’Hondt están diseñadas para favorecer descarada y antidemocráticamente a los grandes partidos y ahora, además, el PP pretende hacer una nueva trampa, modificando la ley para que los alcaldes deban ser de la lista más votada. Persiguen de esta manera hacer un híbrido entre sistema representativo, que es el actual, y mayoritario, gozando de las ventajas que le otorga la mencionada ley d’Hondt y blindándose ante una pérdida de mayorías absolutas, que pondría en riesgo muchas alcaldías.

Si quieren que el alcalde sea por elección directa mayoritaria, que cambien la ley y pasen a un sistema de elección nominal y a doble vuelta, excepto si un candidato consigue más del 50 % de los votos en la primera vuelta. Así funciona en países con democracias mucho más asentadas y antiguas que la nuestra, no tienen que inventar nada. Y no nos equivoquemos, el PSOE está en contra por puro cálculo electoral, porque sabe que será la lista más votada en muy pocos municipios importantes y, por tanto, considera que tendrá más posibilidades de conseguir alcaldías mediante pactos postelectorales con la ley electoral tal y como está ahora mismo.

Los ciudadanos deberemos meditar profundamente nuestro voto en las elecciones del año que viene, primero municipales y autonómicas y luego generales. Para que se produzca un cambio la participación tendrá que ser masiva y deberemos dejar de votar a partidos llenos de corrupción y a políticos que han demostrado sobradamente su incompetencia, su sumisión a los intereses de los poderes económicos y a las instrucciones de la troika y que han sido generosamente recompensados por sus decisiones, desastrosas para la mayoría pero muy beneficiosas para unos pocos, incluidos ellos mismos.

Autor: mallorcadiario.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*