ÚLTIMAS NOTICIAS >
| -

Votos útiles y votos inútiles

Por: Benito Fernández el 23 febrero 2015 | Comentar

Estos días rara es la conversación con amigos o conocidos que, tras analizar pormenorizadamente lo que está pasando en la casa del Gran Hermano Vip con las hipoglucemias de Belén Esteban y las estrategias de la compañía, no gire en torno a lo que podría ocurrir el próximo 22 de marzo en Andalucía con una elecciones anticipadas en las que PP y PSOE,Juanma Moreno Susana Díaz, se juegan buena parte de su futuro político, y los andaluces nos jugamos nuestra propia credibilidad ante el resto del Estado. En todos esos debates, cómo no, se habla del “bluff” de Supersusana, convertida en los últimos días en una especie de Esfinge de San Telmo ante sus silencios sobre la imputación de Chaves y Griñán por el escándalo de los EREs fraudulentos. Se habla también del escaso tirón electoral del candidato Moreno por más apoyos que le proporcione Rajoy y sus ministros, se habla del hundimiento en los infiernos de Izquierda Unida y del imparable ascenso de dos fuerzas hasta hace poco marginales que amenazan con hacerse con la llave de la gobernabilidad, ya saben Podemos por la izquierda y Ciudadanos por el centro. Pese a que ambas formaciones, según todas las encuestas, no han conseguido en el territorio andaluz la implantación que tienen en otras comunidades españolas, es cierto que podrían ser determinantes para los dos partidos mayoritarios a la hora de hacerse con el gobierno de la Junta de Andalucía.

Y en esas estamos cuando surge la polémica sobre el llamado voto útil. Mientras Podemos se convertirá posiblemente en le tercera fuerzas andaluza desplazando a IULV-CA al cuarto puesto, son muchos los que aducen que votar a partidos como Ciudadanos, es desperdiciar la papeleta porque si estos últimos no alcanzan el cinco por ciento de los votos, algo que en las encuestas parece confirmarse en estos momentos, no lograrían ni tan siquiera un escaño en el Parlamento andaluz. Con una participación en torno al setenta por ciento, ese porcentaje del cinco supondría nada más y nada menos que casi doscientos mil votos que irían directos a la papelera o, en el mejor de los casos, supondrían uno o dos escaños testimoniales en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas que no servirían para nada en el más que hipotético caso que ni PP ni PSOE alcancen ni de lejos los 55 escaños necesarios para la mayoría absoluta. Los muchachos de Podemos van a convertirse casi con toda probabilidad en los nuevos amos del candado con los que Susana no va a tener más remedio que pactar.

Pese a todo son muchos los votantes que no comulgan con los recortes y la política que ha hecho Mariano Rajoy en los últimos años y que están hartos de los treinta y tantos años de gobiernos socialistas  en la Junta de Andalucía que han institucionalizado la corrupción y no han sabido situar a Andalucía fuera del primer puesto en el ranking del subdesarrollo y el paro. A esos, les digas lo que les digas sobre el voto útil y el voto inútil, mantienen que hacen falta nuevas formar de hacer políticas como las de Podemos o las de Ciudadanos que traigan un aire fresco a una forma de gobernar encarnada en el bipartidismo de las hasta ahora fuerzas dominantes. Es una pena el hundimiento de UPyD por el excesivo protagonismo de su líder, Rosa Díez, que ha impedido una unión con Ciudadanos de Albert Rivera y ha abortado la creación de un moderno partido de centro derecha que recogiera las aspiraciones de muchos ciudadanos hartos de coles.

Queda exactamente un mes para la primera y muy determinante de las citas electorales de este año. La elecciones andaluzas del 22-M van a ser un test de lo puede ocurrir no tanto en las municipales donde el personalismo de los candidatos es clave, sino para las generales de finales de año donde nos jugamos el fin de una etapa y el comienzo de otra que puede ser ilusionante pero también, y no hay que olvidarlo, puede llevarnos a todos a una decepcionante realidad en la que la vuelta a atrás no está nada, pero nada, clara. Convendría que todos lo tuviésemos muy en cuenta a la hora de depositar el voto el próximo 22 de marzo. No siempre lo mas conveniente es lo mejor, ¿O sí?.

Autor: mallorcadiario.com

  1. Davidfeb 23, 2015 a las 10:15Contestar

    Todo el mundo le echa la culpa a Rosa Díez de que no haya llegado a buen puerto el acuerdo entre UPyD y C´s pero…

    ¿Nadie se ha parado a pensar que pueda haber otras razones como los casos de corrupción de Ciutadans (convenientemente ocultados por la prensa) y su falta de transparencia en sus cuentas y sus procesos internos?

  2. pepe2feb 23, 2015 a las 11:22Contestar

    La dirección del PP ha dado instrucciones para que se ataque a Ciudadanos como sea (para intentar parar su ascenso en la intención de voto). Ya lo hace con Podemos. Miseria política: en lugar de gestionar bien, en positivo, ponen el ventilador en marcha y que todo se ensucie. ¡El batacazo que se van a dar estos peperos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*