ÚLTIMAS NOTICIAS >
| -

Vuelta a las andadas

Por: Javier Oleaga el 6 octubre 2013 | Comentar

Que se lo hagan mirar del primero al último responsable del cuerpo técnico y de la plantilla de jugadores del Real Mallorca: vuelta a las andadas y encajar goles sin ton ni son. En los diez últimos minutos de la primera parte el equipo bermellón encaja tres goles, se acaba perdiendo el partido por goleada (2-4), que pudo ser de escándalo si el Zaragoza acierta con el penalti a su favor. Se pierde la poca o nula orientación, situación y colocación en el terreno de juego y se queda a merced de un Real Zaragoza, que si plantó sus reales en el estadio de Son Moix, jugó un magnifica primera parte y sacó de nuevo las vergüenzas de la portería, de la defensa, del medio campo y del ataque del conjunto mallorquinista.

Miño debió y pudo haber hecho algo más en los dos goles que encajó a chuts desde fuera del área. La defensa, con dos laterales lentos, flojos y fuera de lugar, propició las subidas de los laterales y medios del Zaragoza y facilitaron varios goles. Si a ello le añadimos que los dos centrales también estuvieron fatal y fueron meros espectadores de la goleada, se entenderá el por qué de los cuatro goles encajados y de la nueva decepción de un equipo hecho, eso nos dicen, para subir a Primera esta temporada.

Pero no toda la culpa es de los cinco de atrás. El medio campo tampoco colaboró. ¿Quién organizaba, repartía juego y colaboraba en la contención del rival? Tan solo Thomas, pero como le dejaron solo en esa tarea y los otros centrocampistas más que ayudar estorbaban, el futbolista del Atl. de Madrid hizo lo que pudo y acabó gris como el resto del equipo. Y en ataque otra vez nada de nada. El gol de Víctor, de penalti, de nada sirvió. Como tampoco el del central Agus, a la salida de un córner. Mejor habría ido si Agus hubiese estado más acertado en defensa.

A todo esto, decir, que el Mallorca jugó toda la segunda parte con superioridad numérica por expulsión de Abraham del Zaragoza. Pues ni esta ligera ventaja, ni el penalti y gol a los pocos minutos de la reanudación, obraron el milagro en la dichosa actitud negativa de los jugadores mallorquinistas, que una vez más dejaron constancia de su debilidad anímica y mental ante las adversidades, como así reconoció su entrenador José Luis Oltra en rueda de prensa. En ese periodo solo marcaron un gol, encajaron otro y cometieron un penalti en contra. Un bagaje totalmente negativo y orientativo de lo poco que técnicos y jugadores  del Mallorca están encaminados hacia el ascenso. Y no me vale recordar que “todavía quedan muchas jornadas de liga (34 en total) y que es pronto para decir lo que puede pasar al final de temporada”. Así se pasará una temporada con muchas penurias y cercana a otra nueva decepción, que a la posibilidad real de ascender directamente o a través de la promoción.

La sombra de las dudas ha vuelto abrirse de par en par para el equipo palmesano y la afición teme que esta sea la tónica de la temporada.

Autor: mallorcadiario.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*