www.mallorcadiario.com

Profesionales de las manifestaciones

miércoles 21 de marzo de 2012, 09:43h

Leo con sorpresa que un grupo de personas de Artà se manifestó el pasado domingo por dos cosas a la vez. ¿Dos cosas cercanas, similares, parecidas? No, dos cuestiones absolutamente dispares como son la lengua catalana y el tren o, para ser más exactos, el tren-tram que se planeó entre Manacor y Artà. A mí me da que estos mismos se hubieran manifestado contra el chapapote de Galicia (si está gobernando el PP), contra la incineración o contra cualquier otra cosa que defienda el partido político de su preferencia, fácilmente reconocible. O sea que ya podrían convocar las próximas veinte manifestaciones, que algo encontrarán para excusarlas.

Por supuesto, tienen derecho a manifestarse cómo y por lo que quieran, por lo que no voy a cuestionar la legitimidad de esta o de cualquier otra propuesta. Pero lo que sí me parece burdo es que se deje ver tan claramente que aquí tanto da el catalán como el tren, cuando son cosas diferentes y que deberían poder ser defendidas por colectivos diferentes.
¿Qué impide que una persona que esté contra el catalán esté a favor del tren?
¿Qué impide que una persona que esté a favor del catalán se oponga al invento
patético del tren-tram que se planeaba entre Manacor y Artà?

 La mezcla de las dos manifestaciones, que deja traslucir un hilo conductor, es la dramática muestra de que nuestra vida pública no está dominada por la libre expresión de los pensamientos de la gente, sino por la movilización organizada por los partidos políticos. Una muestra inequívoca de provincianismo.

En las sociedades maduras, la gente tiene criterios propios que pueden o no coincidir con los de un partido, pero no sigue los dictados de estos hasta llegar a organizar una mezcla tan pintoresca como la del domingo en Artà.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
8 comentarios
Compartir en Meneame