www.mallorcadiario.com

Carta abierta a un soldado de Alá: Deja de llamarme "hermano"

sábado 13 de febrero de 2016, 05:00h

Es un artículo (Lettre ouverte à un soldat d’Allah: Arrête de m’appeler «frère»!) que recibí domingo pasado escrito en francés por Karim Akouche, nacido en Kabylie (Algérie), en 1978, poeta, novelista y dramaturgo, vive en Québrc desde el año 2008, y que me he permitido traducir al castellano, y dice así:

“Prepara tu maleta. Compra un billete. Cambia de país. Deja de estar esquizofrénico. No te arrepentirás. Aquí, no estás en paz con tu alma. Occidente no es para ti. Sus valores te atacan. No podrás parar la mezcolanza. Aquí, las mujeres son libres. No deben ocultar su pelo. Llevan faldas. Cogen el metro, corren por los parques. Beben whisky. Aquí, no cortamos la mano al ladrón. No lapidamos a las mujeres adúlteras. Se prohíbe la poligamia, es la justicia la que lo dice. Es la democracia la que manda. Son los ciudadanos los que votan las leyes. El estado es un barco que conduce al pueblo. No es Alá quien tiene el timón.

Oras mucho. Te golpeas la cabeza contra la alfombra. ¿Qué es este punto negro que tienes en el frente? La piedad te empuja al fanatismo. El cabello te comió la barbilla. Frecuentas a menudo la mezquita. Lees libros peligrosos. Ves vídeos sospechosos. Hay demasiada violencia en tus ojos. Hay demasiada amargura en tus palabras. Tu corazón es una piedra. No puedes sentir los hechos por haberte lavado el cerebro. Tu cara está fría. Tus mandíbulas agudas. Tus brazos dispuestos a atacar. Cálmate. La violencia no resuelve los problemas.

Sé de dónde vienes. Vives en el pasado. Sal y enfréntate al presente. Prepárate para el futuro. Sólo se vive una vez. ¿Por qué ofrecer tu juventud a la perdición? ¿Por qué escupir en la cara de la belleza?

Yo sé lo que eres. Eres un hombre del resentimiento. La verdad es amarga. A menudo hace tontos. Pero hoy quiero decírtelo. Incluso hace que tus ojos sangren.

Abre los oídos. Tengo cosas que contarte. No has inventado nada. No has construido nada. No aportas nada a la civilización mundial. Te lo han dado todo: la luz, papel, pantalones, avión, coche, computadora ... Es por eso que estás molesto. El resentimiento te come las entrañas.

Hincha los pulmones. Respira. La civilización es una obra colectiva. No hay superman o subhumano. Somos todos iguales ante los misterios de la vida. Todos desgraciados ante las catástrofes. No podemos vivir con odio. El odio da a luz a los cadáveres y la sangre.

Pregunta a los muertos. Busca entre las ruinas. Disecciona los manuscritos. Llegas tarde a varias revoluciones. Nunca dejas de evocar la edad de oro del Islam. ¿Te refieres al número cero que tus antepasados ​​han inventado. Hablas de los filósofos griegosque os han traducido. Hablas de la astronomía y las matemáticas que han revolucionado. Tantos mitos basados ​​en la aproximación. Deja de engañar al mundo. Las mil y una noches es una obra persa. La historia no juega con los buenos sentimientos. Da a Mani Mani lo que es suyo y a Mohammed lo que es de Mohammed. Cesa de glorificarte. Cesa de victimizarte. Cesa de pedir arrepentimientos. Los que mataron a tus abuelos murieron hace mucho tiempo. Los nietos no tienen nada que ver con el colonialismo. Es injusto obligarles a que pidan perdón por crímenes que no cometieron.

Tus antepasados ​​también conquistaron pueblos. Colonizaron a los bereberes, kurdos, uzbekos, coptos, fenicios, persas… decapitaron a los hombres y violaron a las mujeres. Fue con la espada y el Corán que destruyeron las culturas. En África, fueron esclavistas antes de la isla de Gorée.

¿Por qué miras de esa manera? No hago más que desarrollar el trágico hilo de la historia. Todo es auténtico. Sólo hay que comparar las fuentes. La tierra es redonda como una peonza, incluso si hay un hadiz que dice que es plana. Deberías haber leído la historia de Galileo. Tienes mucho que aprender de su ciencia. Prefiere a el-Qaradawi. Amas a Abul Ala Maududi. Escuchaa a Tariq Ramadan. Cambia un poco tu rutina. Hay obras más potentes que las religiosas.

Trata de leer a Dostoievski. Abre Crimen y castigo . Las obras de Shakespeare. Atrévete con Nietzche. Incluso cuando anunció la muerte de Dios. Tenemos el derecho de invitar a Allah al tribunal de la razón. Trabajará en un vodevil. Hará teatro con nosotros. Le daremos un papel a la altura de su mensaje. Sus hijos están locos. Cometen carnicerías en su nombre. Queremos interrogarlo. Él no puede evadirse. Debe apaciguar sus textos.

Piensas que exagero?. Yo soy tan libre de pensar como tú eres libre para orar. Tengo derecho a blasfemar como tu tienes derecho a arrodillarte. Cada uno a su Meca y cada uno con sus creencias. Cada uno con su dios y cada uno con sus creencias. Los profetas castigan y la verdad no es única. Quién tiene razón y quién está equivocado? ¿Quién es tonto y es lúcido? El sol es lo suficientemente alto como para que nos ilumine. La democracia es lo suficientemente grande como para contener nuestras locuras.

No estamos en Arabia Saudí o Yemen. Aquí, la religión del estado es la libertad. Podemos decir lo que pensamos y podemos reírnos tanto de lo sacrílego como de lo sagrado. Tenemos que dejar a la divinidad en el umbral de nuestra casa. La creencia es la fe y la fe es una llama que se pone en público.

En tu país de origen, a los cristianos y a los judios los ponen contra la pared y los ateos son cazados. Los apóstatas son masacrados. Cuando los soldados de Alá mataron a periodistas, tus hermanos explotaron de alegría. Se quemaron banderas y edificios. Llamaron a la yihad. Prometieron la venganza a occidente. Uno de ellos incluso nombró a su recién nacido Kouachi.

No entiendo a tus hermanos. Hay demasiadas contradicciones en su cabeza. Hay demasiadas balas en sus armas. Miran a la Meca, pero sueñan con Hollywood. Conducen Chrysler. Ellos zapatos Nike. Tienen iPhone. Se hinchan de hamburguesas. Aman las marcas estadounidenses. Luchan contra el "imperio", pero tienen debilidad por sus productos.

Y deja de llamarme "hermano". No tenemos ni la misma madre ni las mismas referencias. Estás demasiado lejos de mí. Tomaste un camino torcido. He tenido suficiente con tu engaño. Yo también sufrí tu necedad. Nuestros lazos están rotos. Te voy a dar más confianza. Se respira el caos. Eres un hijo de la venganza. Estás como en una misión. Trabajas para el reino de Alá. La vida de este mundo no te interesa. Eres otra persona. Eres un monstruo. No te entiendo. Te me escapas. Hoy eres un fundamentalista, mañana serás un terrorista. Irás a engrosar las filas del Estado Islámico.

Un día matarás a personas inocentes. Otro tu serás un mártir. Entonces irás al infierno. Las vírgenes no vendrán a tu cama. Vas a ser devorados por las llamas. Te comerán los gusanos. Te ahogarás en el río de vino, que te han prometido. Vas a ser torturado por los demonios de tu estupidez. Así, cenizas. Vas a ser polvo. De ti sólo quedará estiércol. Vas a ser la saliva. Serás avergonzado. Serás un perro. Vas a ser nada. Vas a ser una miseria”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Carta abierta a un soldado de Alá: Deja de llamarme "hermano"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    168859 | Mary - 14/02/2016 @ 23:25:50 (GMT+1)
    Gracias, Encuentro pequeñas fallas en la traducción. Debe decir por ejemplo "Prefieres a el-Qaradawi. Amas a Abul Ala Maududi. Escuchas a Tariq Ramadan."

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.