www.mallorcadiario.com
Cómo elegir la mejor hamaca para nuestro bebé

Cómo elegir la mejor hamaca para nuestro bebé

lunes 02 de julio de 2018, 10:17h
Si hay algo que les encanta a los bebés es poder estar en brazos y que los mezan. El movimiento suave del balanceo es algo que les relaja y los adormece. Sin embargo, a medida que crecen es prácticamente imposible tenerlos todo el día en brazos. De ahí que resulten tan importantes las hamacas para el crecimiento del niño.

Qué es una hamaca para bebés y cuándo utilizarla

La hamaca bebé es una silla acolchada que se puede inclinar y balancear de forma suave para calmar y entretener al bebé. La mayoría de los modelos que existen en el mercado actual se pueden utilizar desde el nacimiento del niño hasta los 6-9 meses aproximadamente. Lo que quiere decir que es perfecta para esos momentos previos en los que el bebé ya comienza a gatear y andar.

Es probable que los recién nacidos no se encuentren cómodos en una hamaca de este tipo, ya que aún no controlan el peso del cuerpo y tienden a escurrirse o a inclinarse hacia un lado. Sin embargo, todo dependerá un poco del bebé y de lo cómodo y a gusto que se pueda sentir.

Una vez que el niño empiece a estar activo y pueda gatear o a andar es recomendable dejar la hamaca para evitar riesgos.

De todas maneras, suelen ser muy seguras ya que disponen de un arnés o un cinturón que sujeta al bebé aunque este se mueva. A diferencia de la mayoría de cunas, la hamaca permite que el bebé pueda ver lo que ocurre a su alrededor para no perder en ningún momento el contacto visual con sus padres.

La colocación del bebé en la hamaca es muy sencilla. En ella el niño estará inclinado, con la cabeza apoyada en el respaldo.

Tipos de hamacas para bebés

En el mercado actual nos podemos encontrar con una amplia variedad de hamacas para bebés, con modelos que se adaptan a las necesidades de cada niño. Los tipos más comunes suelen ser los siguientes:

  • Hamaca simple: el modelo más sencillo y económico, tiene un movimiento de balanceo suave cuando se mueve
  • Hamaca columpio: es un balancín con una base inclinada para balancear al bebé cuando está recostado; es posible que el balancín se pueda reclinar en diferentes ángulos o que traiga elementos extras para entretener al bebé (arco de juegos, sistema de vibración, música, etc.)
  • Hamaca de viaje: funciona como una hamaca normal, pero con la salvedad de que puede plegarse para su transporte más fácil

Consejos para elegir la mejor hamaca para el bebé

En primer lugar, hay que tener muy en cuenta el peso máximo que puede soportar la hamaca, ya que en caso de excedernos se puede volcar. Lo ideal sería comprar una hamaca de balanceo suave para que no suponga ningún problema poder mover fácilmente al bebé.

Para comprobar la estabilidad de la hamaca hay que colocar el respaldo en posición vertical y presionar hacia abajo con la palma de la mano sobre la parte anterior del asiento, justo donde se apoya la cavidad de la rodilla.

Por otro lado, es interesante poder elegir una hamaca reclinable en varias posiciones y con un sistema de bloqueo que la deje fija para que no se cierre en ningún momento. En este sentido, el arnés o el cinturón que sujeta al niño debe ser muy seguro y que disponga de varias posiciones para poder seguir usando la hamaca a medida que el bebé va creciendo. Un cinturón que sea enfundado, que esté perfectamente unido al asiento y que se pueda abrochar y desabrochar con facilidad.

Si, por ejemplo, la hamaca es plegable hay que preguntar antes de la compra cómo se cierra. También habría que comprobar, una vez que esté abierta, si queda perfectamente bloqueada en cualquier posición. Además, el respaldo de la hamaca debe sostener correctamente al bebé.

A su vez, también es muy aconsejable que el tejido de la hamaca sea desenfundable, lavable y transpirable. El algodón, precisamente, permite una mejor transpiración, aunque hay una gran variedad de modelos en plástico, un material muy fácil de limpiar. En la etiqueta informativa es donde se debe indicar el tejido de fabricación y las instrucciones para su lavado.

En definitiva, no se puede decir que una hamaca para bebé sea mejor que otra. La elección de cada uno dependerá de las necesidades y de lo cómodo que se sienta el niño en ella. Por lo general, la hamaca suele llevar una etiqueta en la que se informa sobre la edad y el peso recomendado para su uso.

Lo ideal sería optar por hamacas para bebés fáciles de mover, que sean reclinables en varias posiciones y que dispongan de un sistema de bloqueo firme que permita dejarla totalmente fija. Asimismo, el sistema de sujeción debe ser el más adecuado para evitar que el niño se caiga o se escurra de la hamaca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Mallorca

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.