www.mallorcadiario.com

Contaminación

miércoles 09 de enero de 2019, 02:00h
«Estamos condenados a vivir bajo las reglas de los tontos», o eso dijo Platón. Y repasando, una vez más, los últimos acontecimientos, no puede uno por menos que aceptar la afirmación de Platón en toda su docta extensión y profundidad. Nuestros políticos no son sino el producto de una sociedad que ha perdido todo el sentido de la decencia, del ridículo y de la moral. Están rebozados de hipocresía por todos sus lados. Poco importa lo que se dijo ayer, si hoy va perfecto para los intereses personales. El que no haya presupuestos, no es obstáculo para seguir usando el Falcon y veranear en diciembre en Canarias. Distinto era cuando la situación era manejada por el contrario. El proclamar ayer que no habría pacto con los populistas, tampoco es obstáculo para sí haberlo para entrar en la Moncloa. Aceptar el radicalismo de los comunistas bolivarianos, permite, perfectamente, clamar contra el ultra derechismo de otro contrincante político. Es decir, ellos pueden abrazar a los republicanos, a los antisistema, a los anti constitucionalistas, a los separatistas, incluso fotografiarse con etarras, eso no es blanquear lo antiespañol, lo anticonstitucional. Sin embargo, darle la mano a Vox, eso es el mayor de los ultrajes a la Constitución, al pueblo español, a la historia y a la democracia.

La cuestión de fondo, sin embargo, está más definida y no consiste sino en aceptar que el fin justifica los medios. Ciudadanos no desea encamarse con Vox, pero si lo quiere como vecino, silencioso, pasivo, inodoro e insípido. Mientras, el PP dedica todos sus esfuerzos a convencer a Rivera y a Abascal, de que lo importante es el fin, derrocar el socialismo imperialista andaluz, y establecer un gobierno honesto, eficaz y limpio. Y si para ello hay que seguir regando con millones una ley, y sus defensores, que ha sido un auténtico fracaso, no hay problema. Lo políticamente correcto surge de la palabra de Rivera, mientras lo incorrecto es escupido por Abascal, soportando Casado todos los verbos y adjetivos que adornan ambos discursos, incluido alguno que otro salido de sus propias filas.

Y de tal estado de cosas, dos hechos llaman poderosamente la atención. Uno, que Rivera, el liberal, el moderado, el constitucionalista, no tuvo reparo alguno en solicitar el refrendo de la ultraizquierda de Podemos, partidario del referéndum para Cataluña, cuando la primera investidura fallida del «tonto esférico». Si Iglesias, es decir, su alta egolatría no hubiese dominado, Rivera se habría convertido en socio minoritario de los socialistas y de los populistas de la izquierda más radical de Europa. En aquel momento no se le caía ningún anillo por contaminarse con los votos y condiciones del hombre paritario. Sin embargo, no quiere ni una foto con los representantes de un partido que, según proclama, solamente está interesado en abolir la mamandurria de los movimientos feministas y sus chiringuitos. Obviando con ello, no solamente todo el resto del programa de Vox, sino también el refrendo de varios centenares de miles de andaluces, votantes de las opciones que presentó tal partido político, perfectamente legalizado y en orden de constitucionalidad.

Y entretanto Rivera se pone cerrilmente liberal y constitucionalista, Sánchez no tiene reparo alguno en aceptar el voto de todos los enemigos de la Constitución, del T. Supremo, de la Fiscalía y del mismo Congreso de Diputados del cual viven, es decir, de los anti constitucionalistas e independistas. Votos que no se anuncian como favorables a los Presupuestos, en sentido estricto, sino surgidos del deseo de que Sánchez, la primera dama y demás acompañantes, no se vean obligados a abandonar la Moncloa por falta de apoyos parlamentarios. Es decir, votarán, no los presupuestos, sino impedir una situación que obligue a convocar elecciones, con un resultado más que incierto para el radicalismo socialista y populista. Esas son las reglas que nos gobiernan, las de la conveniencia personal. Y mientras tanto, el bien común, al carajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.