www.mallorcadiario.com

‘Rafa Slam’: el penúltimo peldaño

lunes 17 de enero de 2011, 17:58h
Con el arranque esta próxima semana del Open de Australia no sólo comienza un torneo más, sino una oportunidad quizá irrepetible de que Rafa Nadal se convierta en el vigente campeón de los cuatro Gland Slams, lo que no ocurre desde hace 42 años, y lo que le permitiría codearse entre los grandes deportistas de la historia, no únicamente entre los mejores tenistas de siempre. Michael Jordan, Muhammad Alí, Pelé, Michael Schumacher, Jesse Owens o Eddy Merckx harían hueco en su club a un manacorí que, según otra leyenda, André Agassi, parte como favorito para imponerse en Melbourne, en una gesta que, con Roger Federer de por medio, “la hace aún más impresionante”. Sería la primera vez que un tenista gana cuatro ‘grandes’ consecutivos desde que en 1969 lo lograse el australiano Rod Laver –curiosamente es quien da nombre a la pista donde se disputa la final de este Abierto-, aunque es cierto que éste lo consiguió en una misma temporada, por lo que el citado protagonista opina que una eventual hazaña de Nadal no tendría igual valor. Pero, como acertadamente le ha respondido el entrenador de Agassi, Brad Gilbert, “la única diferencia es que cuando Laver lo hizo en el mismo año, tres torneos se jugaban en hierba”, mientras que si ahora Nadal completa el cuarteto, lo habrá conseguido en arcilla, césped y canchas duras, y frente a rivales de mayor envergadura. Federer estuvo a punto de emular el hito de la leyenda australiana en 2006 y 2007, pero el mallorquín se lo impidió en Roland Garros, y sólo en el circuito femenino se ha dado esta hazaña en los últimos tiempos, cuando, entre 2002 y 2003, Serena Williams ganó cuatro ‘grandes’ seguidos, también en cursos distintos. La propia estadounidense, al reprocharle un periodista de que no era un “Grand Slam” completo al ser en temporadas diferentes, respondió que entonces habría que llamarlo “Serena Slam”, motivo por el que se conoce a este reto de Nadal como “Rafa Slam”. El balear tiene la cabeza en la cita australiana desde el mismo momento en que levantó el US Open en septiembre, y tras cerrar en Shangai su gira asiática, fue el único jugador que voluntariamente se tomó 5 semanas de descanso, renunciando a París-Bercy, porque sabía que desde el Masters de Londres hasta Melbourne apenas pararía, con su navidad en tierras árabes. Tras conquistar París, Londres, Nueva York, Melbourne hace dos años, Pekín, y la Copa Davis, una nueva victoria en Australia del mallorquín más célebre de la historia, agasajado por igual en Bangkok, Dubai, Roma, Cincinnati o Zurich, supondría que a su carrera ya sólo le quedaría un último escalón hacia la perfección: el Masters, del que por primera vez fue finalista el año pasado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios