www.mallorcadiario.com

Diario de un confinado: Vivir sin fútbol

miércoles 18 de marzo de 2020, 02:00h
Si a un aficionado al fútbol le preguntásemos estos días qué es lo que le está resultando más duro del actual confinamiento obligatorio, seguramente nos diría que lo más difícil para él está siendo el hecho de no poder ver ningún partido, ya sea en el campo, en el bar o al menos en casa, al estar suspendidos por ahora todos los campeonatos de manera provisional. La guinda a ese «mono» futbolístico la puso la UEFA este martes, al anunciar que había decidido aplazar la Eurocopa, prevista para este año, hasta el verano de 2021.

En estos últimos años nos habíamos acostumbrado, además, a tener fútbol prácticamente todos los días de la semana, de lunes a domingo, bien por la competición liguera, bien por la Champions, bien por la Copa del Rey o bien por la Europa League. Todo ello sin contar con los partidos de la Roja o de las otras ligas europeas. Como además cada partido de Primera y de Segunda se juegan hoy a una hora distinta, había fines de semana en los que, gracias a las plataformas digitales, nos encontrábamos ya en una especie de confinamiento voluntario, pues casi sólo salíamos de casa para ir al súper, pasear al perro o comprar el periódico. Poco más o menos como hacemos justo ahora.

Como casi todos solemos tener siempre en casa un balón reglamentario, o al menos una pelota de playa, es posible que los aficionados que vivan en una finca con un jardín o con un patio interior opten estos días por jugar puntualmente al fútbol en esos espacios cerrados a la vía pública, sobre todo si tienen hijos pequeños. Esa práctica deportiva no parece del todo aconsejable o adecuada, en cambio, para quienes vivan en pisos de 25 metros cuadrados o para quienes tengan en casa sólo una pelota de pilates.

En ese sentido, creo que la mayoría de aficionados al fútbol tendremos que conformarnos, al menos por ahora, con ver en Youtube antiguos partidos, sacar del cuarto trastero el futbolín que nos regalaron por nuestra Primera Comunión o jugar con la «PlayStation», con la que, por cierto, nunca he ganado hasta hoy ningún encuentro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios