28 de septiembre de 2020, 17:12:24
SOCIEDAD

Los hermanos bou son reincidentes


Detenido el propietario del Rodeo Grill por un delito contra los trabajadores



Rodeo-Grill

La Policía Nacional ha detenido a tres personas, al copropietario y administrador del conocido restaurante Rodeo Grill, así como a dos de sus ayudantes por un delito contra los derechos de los trabajadores, falsedad documental, apropiación indebida y amenazas.

Casualmente los detenidos son reincidentes, ya que en noviembre de 2006, fueron detenidas hasta 17 personas en el mismo establecimiento y en Sa Fornarina, de la misma propiedad. 15 de ellos eran inmigrantes ilegales que estaban trabajando para esta empresa y los otros dos los responsables del restaurante y de Sa Fornarina.

La denuncia de un trabajador alertó a la Policía de que a varios empleados de una misma cadena de restaurantes de Palma se les estaba vulnerando sus derechos laborales recogidos en la legislación vigente.

Las investigaciones de la Policía Nacional y la Inspección de Trabajo determinaron que parte de los empleados -muchos de ellos latinoamericanos- estaban contratados en modalidad de formación, lo que supone una cuota a la seguridad social bastante inferior a la habitual, a pesar de que realizaban los mismos trabajos que los que tenían un contrato ordinario a jornada completa.

Estos trabajadores incluso cumplían horario nocturno y sin percibir formación alguna, además de trabajar fines de semana y hacer horas extras sin cobrarlas, superando de forma amplia el límite permitido.

Los trabajadores aceptaban estas condiciones de trabajo para no ser despedidos, precisa en una nota la Policía Nacional.

En la investigación se comprobó que el personal de la oficina de esta empresa, siguiendo las órdenes del administrador, falsificó sellos para justificar el pago de impuestos municipales para colocar terrazas en la vía pública y para estar al día en el pago de las cotizaciones sociales.

Además, los restaurantes habían implantado un sistema de multas hacia los trabajadores, a discreción de los encargados-controladores, que consistían en no abonarles la parte proporcional de las propinas si entre otras situaciones se producía, la rotura de vajilla o llegaban unos minutos tarde.

Las investigaciones también detectaron que algunos trabajadores tenían embargos de nóminas de carácter judicial o administrativo (impago de prestaciones alimentarias de hijos o de préstamos), cantidad que no era ingresada en la cuenta judicial correspondiente sino que se la quedaba el empresario.

A la empresa también se le han incoado varios procedimientos por parte de la Inspección de Trabajo debido a las numerosas infracciones de la normativa vigente detectadas en el curso de las inspecciones realizadas.

El empresario ya había sido detenido hace unos años por hechos similares en una operación policial, en la que fueron identificados cuarenta trabajadores extranjeros sin permiso de trabajo ni residencia.
Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com