30 de marzo de 2020, 20:40:54
EDITORIAL


La libertad de conciencia de García Gasulla



Ha de ser respetada la decisión del diputado socialista menorquín Guillem García Gasulla de ausentarse del pleno del Congreso para no votar la ley que permite la abdicación del Rey Juan Carlos. Este parlamentario no ha aceptado la disciplina impuesta por Rubalcaba al Grupo Parlamentario socialista en nombre del pacto constitucional de 1978. Ha preferido mantenerse fiel al ideario republicano de este partido, vigente hasta hoy en día desde su fundación por Pablo Iglesias y un pequeño grupo de socialistas el 2 de mayo de 1879.

No hay duda que el pacto de 1978 ha sido fundamental para el asentamiento de la democracia en España. Es incuestionable que el papel del Rey Juan Carlos ha sido clave para darle a la nación el mayor período de libertad y de progreso de todos los tiempos. Tiene razón Rubalcaba al reclamar estabilidad institucional. Está en lo cierto Alfonso Guerra al afirmar que el PSOE no ha de dejar que el PP le arranque la bandera de la Constitución cuando este partido mostró dudas, abstenciones y votos en contra cuando la Carta Magna fue aprobada en el Congreso.

Pero en política la libertad de conciencia es sagrada cuando se actúa desde la lealtad a las propias convicciones y las del partido en que se milita. Eso es lo que ha hecho García Gasulla, igual que otros dos diputados socialistas. Hay que respetarles aunque no se comparta su posicionamiento. Su actitud es mucho más honesta que la de otros parlamentarios del PSOE (incluído alguno de Mallorca) que en privado han presumido de republicanismo y de aparente independencia de criterio respecto a la cúpula, pero que en la práctica y a la hora de la verdad han votado disciplina, postura también honesta pero que choca con su actitud tricolorista en sus charlas privadas de estos días.

Es posible que García Gasulla se lleve estos días algunos tirones de oreja. Pero también se ha ganado aprecios por ser leal a sí mismo aunque se haya equivocado. Porque aunque haya errado, aunque sea reprobable su marcha del Congreso a la hora de votar, lo ha llevado a la practica con la cara alta y tras anunciar su discrepancia a sus compañeros.
mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com