5 de julio de 2020, 21:57:51
Actualidad

Problemática | piden que se acabe con el mal uso


La tarjeta sanitaria ha originado una enorme bolsa de fraude



La tarjeta sanitaria en sus condiciones actuales se ha convertido, en opinión de los profesionales, en una “enorme bolsa de fraude”, a la que nadie se atreve a poner fin y que provoca situaciones absolutamente surrealistas que impiden una correcta atención a un buen número de personas. El anuncio de la consellera de Salut, Carmen Castro, de poner en marcha un documento inteligente, que lleve incorporada la historia clínica del paciente, además de su foto, que supondrá un desembolso de 10 euros, tanto la primera vez que se solicite como cada vez que se renueve, ha sido acogido de forma positiva por muchos profesionales sanitarios, que entienden que la situación actual ha llegado a niveles insostenibles, disparando la bolsa de fraude. De hecho, hay médicos que aseguran que han atendido a tres personas distintas con la misma tarjeta, tal y como se ha podido comprobar examinando la historia clínica; es más, hay uno que afirma que durante medio año ha sido el primo del titular el que ha hecho uso del documento. Y eso “cuando no son tres o más”. Esta situación se da básicamente en inmigrantes, “muy dados a pasarse la tarjeta unos a otros”, pero, claro, “llega un momento que sale a la luz, porque la misma persona no puede ser hoy diabética y mañana no, o sufrir cualquier otra patología y después asegurar que nunca la ha tenido”. EN URGENCIAS Historias de este tipo las han vivido prácticamente todos los médicos, especialmente en urgencias, pero hay algunas tan absurdas como que “dos personas de nacionalidad china, un padre y un hijo pequeño, lleguen con la tarjeta del abuelo e insistan en ser atendidos, asegurando que tienen derecho a ello”. El documento de “persona sin recursos” que muchos exhiben para ser atendidos es otro de los casos que se viven día a día, porque “los hay que llevan años renovando ese papel, una y otra vez, pese a que los hay que trabajan y cotizan, pero se despreocupan de regularizar la situación, ya que, además, conlleva el tener acceso a una serie de ayudas que de otra forma no tendrían”. De hecho, los profesionales consideran que el fraude se evitaría con un sistema de notificación a los servicios de Inspección ágil y rápido y que desde aquí se interviniese, porque “lo que nosotros no podemos hacer es estar enfrentándonos a los pacientes, ya que ese no es nuestro trabajo”. Otra cosa es que la utilización fraudulenta de la tarjeta dé pie a un error médico, porque de producirse el caso, ¿de quién sería la responsabilidad?
Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com