19 de septiembre de 2019, 1:05:25
SOCIEDAD

sociedad | con el "curiosity"


Un español caza remolinos en Marte



Las observaciones de los patrones de viento y de radiación natural en Marte realizadas por el rover Curiosity de la NASA, están ayudando a los científicos a entender mejor el medio ambiente en la superficie del planeta rojo.

Los investigadores que utilizan el laboratorio, del tamaño de un coche, han identificado remolinos, vientos relacionados con las pendientes y un seguimiento de los cambios diarios y estacionales de la presión de aire, y los han vinculado a cambios rítmicos en la radiación con los cambios atmosféricos diarios. El conocimiento que se ha obtenido sobre estos procesos ayuda a los científicos a interpretar la evidencia de que los cambios ambientales en Marte podrían haber llevado a condiciones favorables para la vida.

Durante las primeras 12 semanas después de que Curiosity aterrizara en un área del llamado Cráter Gale, un equipo internacional de investigadores analizó los datos de más de 20 eventos atmosféricos con al menos una característica de torbellino registrados por el instrumento REMS de monitorización ambiental. Estas características pueden incluir una breve inmersión en la presión del aire, un cambio en la dirección del viento, un cambio en la velocidad del viento, un aumento de la temperatura del aire o un destelo de la luz ultravioleta que llega al róver. Dos de los eventos incluyeron las cinco características.

En muchas regiones de Marte, torbellinos de polvo producidos por el viento han sido vistos desde la órbita, pero esas pistas visuales no se han visto en el cráter Gale. Una posibilidad es que los vórtices de los torbellinos surgen en Gale sin levantar tanto polvo como lo hacen en otros lugares.

"El polvo en la atmósfera tiene un papel importante en la configuración del clima en Marte", dijo Manuel de la Torre Juárez, del Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California. Se trata del científico de investigación para REMS que España aportó a la misión. "El polvo levantado por los remolinos y las tormentas de polvo calienta la atmósfera."

La dirección del viento dominante identificado por REMS ha sorprendido a algunos investigadores que esperaban efectos de las pendientes para producir vientos de norte a sur. El vehículo se encuentra al norte de una montaña llamada Monte Sharp. Si el movimiento del aire hacia arriba y hacia abajo de la montaña rigiera la dirección del viento, los vientos dominantes serían generalmente de norte a sur. Sin embargo, parecen predominar los vientos de este a oeste. El borde del cráter Gale puede ser un factor.

"Con la pendiente de borde del cráter hacia el norte y el Monte de Sharp hacia el sur, podríamos estar observando más viento que sopla a lo largo de la depresión entre las dos vertientes, en lugar de hacia arriba y abajo de la ladera del monte Sharp," dijo Claire Newman, investigadora de REMS. "Si no vemos un cambio en los patrones de viento a medida que Curiosity sube por la ladera del monte Sharp, sería una sorpresa".

REMS monitorizó que la presión de aire ha seguido un aumento estacional y un ritmo diario. Tampoco fue inesperado, pero los detalles mejoran la comprensión de los ciclos atmosféricos en Marte actualmente, lo que ayuda a estimar cómo los ciclos puede haber operado en el pasado.

El aumento estacional obedece a toneladas de dióxido de carbono, que habían quedado congeladas en el casquete de hielo del polo sur durante el invierno, y que han regresado a la atmósfera al llegar la primavera. El ciclo diario de mayor presión en la mañana y menor presión en los resultados de noche obedecen al calentamiento diurno de la atmósfera por el sol.

Los efectos de la corriente atmosférica aparecen en los datos de Detector de Evaluación de Radiación de Curiosity (RAD). Este instrumento monitoriza la radiación de alta energía, considerada como un riesgo para la salud de los astronautas y un factor de si los microbios podrían sobrevivir en la superficie de Marte.

"Vemos un patrón definido en relación con las mareas diarias térmicas de la atmósfera", dijo el investigador principal del RAD, Don Hassler, del Southwest Research Institute. "La atmósfera proporciona un nivel de protección y asi las partículas cargadas de radiación son menores cuando ésta es más gruesa".

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com