31 de mayo de 2020, 16:43:30
SALUD

Dieta sana


Los frutos secos previenen los ataques cardiacos



Comer frutos secos como parte de una dieta saludable puede ser beneficioso para la salud cardiaca si se incluyen dentro de una dieta equilibrada. Contienen ácidos grasos insaturados y otros nutrientes que los convierten en un tentempié ideal, además son fáciles de almacenar y de empaquetar para llevarlos fuera de casa. Según señalan desde la web dirigida a la población de la estadounidense Clínica Mayo, el tipo de frutos secos que elijamos no es lo importante, aunque algunos de ellos tienen más nutrientes adecuados para la salud cardiaca y grasas con otras propiedades. Nueces, almendras, avellanas, etc. poseen muchos nutrientes agrupados en unas dimensiones reducidas. Desde el sitio en Internet de la Institución se da respuesta a algunas de las preguntas frecuentes sobre los beneficios de los frutos secos para la salud cardiaca y de nuestras arterias.

Ayuda al corazón

Las personas que comen frutos secos como parte de una dieta saludable para el corazón pueden reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL o malo) en su sangre. Los niveles altos de LDL son una de las causas primarias de enfermedad cardiaca. Comer frutos secos podría reducir el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos que pueden ocasionar ataques cardíacos mortales. Los frutos secos también parecen mejorar la salud de la pared interior de las arterias.

La cantidad adecuada

Hasta un 80% de los frutos secos son grasas. Aunque la mayoría de la grasa es saludable, siguen aportando muchas calorías. Por ello, los frutos secos deben comerse con moderación. De forma ideal, se deben utilizar los frutos secos como un sustituto de las grasas saturadas, como las presentes en las carnes, huevos y productos lácteos. En vez de comer grasas saturadas no saludables, prueba a sustituir con un puñado de frutos secos o una cucharada sopera o dos de un derivado de los frutos secos para untar.

Elige frutos secos en crudo o tostados al natural en vez de los cocinados en aceite. Una ración es un puñado pequeño de unos 42 gramos de frutos secos integrales o dos cucharadas soperas de mantequilla de frutos secos. Pero de nuevo, haz esto como parte de una dieta sana para el corazón. Comer frutos secos pero no reducir las grasas saturadas existentes en muchos productos lácteos y cárnicos no hará nada bueno a tu corazón.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com