13 de noviembre de 2019, 17:02:20
MEDIO AMBIENTE

Plaga


La oruga barrinadora campa por las palmeras en la Colònia de Sant Pere

Por EFE

Técnicos de Sanidad Forestal de la dirección general de Espacios Naturales y Biodiversidad y Sanidad Vegetal de la dirección general de Agricultura y Pesca han confirmado la aparición de la oruga barrinadora en palmeras (paysandisia archon) de la Colònia de Sant Pere y en la zona forestal más próxima a esta localidad.


En un comunicado, la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca informa sobre la presencia de esta mariposa invasora en Artà y de su objetivo de evitar su dispersión en las zonas de Artà y Andratx antes de mediados de junio, momento en que empiezan a emerger las mariposas.

Se trata de un insecto alóctono e invasor que perfora los palmitos (chamaerops humilis), la única especie palmacia autóctona de las Islas Baleares.

La plaga de esta especie está considerada en cuarentena en la Unión Europea y se tiene que intervenir de manera inmediata para evitar su dispersión y propagación.

Con tal motivo, los técnicos de la conselleria ofrecerán una charla el martes en la escuela pública "Rosa dels Vents" de Artà con el objetivo de informar a la población de la obligación de los propietarios de palmeras de actuar, además de los ayuntamientos implicados.

Es necesario adoptar medidas en las fases iniciales de la plaga e incluso de manera preventiva.

En los últimos años se ha producido una expansión muy importante de la plaga en Mallorca y Menorca, en concreto, en los municipios de Alcúdia, Andratx, Artà, Calvià, Felanitx, Inca, Llucmajor, Marratxí, Palma, Pollença, Santa Eugènia, Santanyí y Ses Salines, Alaior, Ciutadella, Maó y Sant Lluís.

A día de hoy, todavía no se ha constatado la presencia de foco de palmitos infestado en las islas de Ibiza y de Formentera, ya sea en viveros, jardines o zonas naturales, motivo por el cual se debe mantener la vigilancia.

Recientemente, se han detectado nuevas plantas de palmito afectadas en las zonas de Artà y Andratx. Se trata de lugares donde existen gran cantidad de palmitos naturales y, por lo tanto, hay que evitar su expansión, lo antes posible, de manera preventiva.

Hace un año ya se tuvieron que eliminar unos ejemplares provenientes de jardinería que estaban afectados y abandonados en la acera de un camino.

La conselleria, a través de los Agentes de Medio Ambiente (AMAs), informará a los propietarios de las fincas afectadas para concienciarlos de la necesidad de un control urgente, mientras que la unidad de sanidad forestal (USF) se encargará de cortar y quemar los pies afectados.

Esta actuación se realizará puntualmente, pero se pide la colaboración a los propietarios de las fincas que, de acuerdo con la ley vigente, son las que tienen que actuar para mantener el buen estado fitosanitario de las plantas.

Las plantas deben eliminarse antes de que nazcan las nuevas mariposas de 2016, es decir, antes de mediados de junio.
mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com