28 de mayo de 2020, 0:18:16
EDITORIAL


Alarmante incremento del número de víctimas por 'balconing'



Las alarmas se han disparado en Calvià, principalmente en la zona de Magaluf, después de que en lo que va de temporada ya se hayan producido siete casos de jóvenes precipitados, tres de ellos con resultado de muerte. La cifra supone un incremento respecto a años anteriores y ha provocado una reunión de urgencia en la que han intervenido representantes políticos, hoteleros, sanitarios, policiales y consulares con el fin de plantear soluciones al problema.

En ningún caso, el fenómeno del ‘balconing’ es nuevo, aunque es verdad que esta práctica de lanzarse a una piscina desde los balcones de un hotel, tan absurda como peligrosa, se había reducido en los últimos años. Ahora, se ha recrudecido y los expertos la achacan principalmente al consumo excesivo de alcohol. El perfil de las víctimas se corresponde con varones jóvenes del norte de Europa que en un 97 por ciento de los casos han ingerido alcohol; los accidentes se producen de madrugada y, en caso de no fallecer, las lesiones producen efectos muy incapacitantes.

Los hoteles han instalado barandillas, han elevado los muros de acceso, procuran alojar a los grupos de jóvenes en las plantas bajas y han llegado a expulsar a clientela juvenil que no respetaba las mínimas normas de civismo. Las medidas parecen haber frenado el fenómeno estos años, pero ante la desquiciada decisión de enfilarse hasta una azotea y lanzarse al vacío poco se puede hacer. Es el caso de la última víctima, un joven de 19 años que ni siquiera estaba alojado en el hotel en el que irrumpió, ascendió al tejado y se lanzó.

Todos los asistentes a la reunión del viernes coinciden en extremar los controles sobre el consumo de alcohol. En un sentido muy amplio, desde campañas de concienciación en los lugares de origen, pasando por la venta de alcohol en aviones y aeropuertos, los ‘happy hour’ de alcohol barato o el ‘todo incluido’ que en algunos establecimientos debería mantener criterios más estrictos.

No son actuaciones fáciles de llevar a cabo, algunas de ellas, puestas en práctica o ensayadas anteriormente. Pero en juego están vidas de personas muy jóvenes y el prestigio de un destino que invierte y avanza para posicionarse como zona turística de referencia. Habrá que desarrollar todos los esfuerzos posibles, insistir y mantener todos los controles necesarios. La acción no puede quedar en una reunión al máximo nivel de vez en cuando, como la de esta semana. La foto está bien, pero deben verse resultados.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com