2 de junio de 2020, 20:03:24
OPINIÓN


Enero, Montero y las súper rebajas del Reb

Por Miguel Lázaro


Habemus Reb. Aleluya, Aleluya. Se nota que estamos en enero y que estamos en más cuesta que el año pasado. Reconozcámoslo, estas sí que son súper-re-bajas y no la de los grandes almacenes. El des-gobierno de Sánchez y de la ministra andaluza Montero nos ha hecho un traje con una mega re-baja incluída que ha llevado a la catatonia y a una profunda desazón al Govern. Es normal que semejante test de estrés haya provocado transtornos psicosomáticos en el partido socialista balear. Pa fiarse de los amigos de Madrid. Ni Bucay podría resignificar semejante ninguneo y ataque a nuestra estima comunitaria. Premeditación, alevosía y puñalada trapera a más de un millón de ciudadanos. Es comprensible la indignación generalizada tras este gesto agresivo perpetrado por la colla del colega Sánchez. Sólo un apersona, la actual delegada del Gobierno, ha sido capaz de hacer un relato positivo que no se cree ni ella, aunque lo repita delante del espejo un millón de veces. Ni el mago Pop tiene magia suficiente para multiplicar la pedrea de Madrid. Ni el trance ni la hipnosis nos salvan de consumir la dura realidad: estamos en el furgón de cola del actual proyecto de presupuestos diseñados en Madrid y cuya maestra de ceremonia es la ínclita Montero. No les caemos biuen, no despertamos su empatía y mucho menos su respeto. Y para aumentar el agravio y generarnos una dosis de envidia cochina y malévola, quieren que nos comparemos con las inversiones que les dan a otras comunidades. Nunca he visto ni leído que Baleares haya reclamado la deuda histórica en el tema de la infrafinanciación sanitaria que arrastramos desde 2002 y que lastra nuestros recursos para una sanidad sostenible y que está en riesgo por el grave déficit de médicos que tenemos. Nos cuesta mucho captar, cubrir plazas y luego retener a nuestros profesionales. Pero se impone hacer una autocrítica para no instalarnos en la neurótica quejorrea que arrastrarnos desde allende los tiempos, algo hemos hecho y estamos haciendo mal. Adolece de pegada, no nos temen, porque amagamos y no damos. Nuestros gobernantes, cuando van a Madrid, entran en una fase regresiva e infantiloide adoptando una postura sumisa y condescendiente y cuando vuelven nos cuentan las promesas que le han hecho a pesar de que nunca las han cumplido y que sabemos que sólo comprometen a los que se las creen. Y en crédulos estamos en el top ten nacional. Madrid nos jibariza la pasta, nos tiene en un estado de frustración crónica y encima, para colmo, algunos políticos del Govern quieren hacernos psicoterapia barata viendo la botella medio llena. Patético e impresentable.

Sólo nos queda la esperanza de que esto sea un paripé pactado entre el Govern y Sánchez, y que a finales del mes de abril, en plena anorexia electoral y bulimia compulsiva de votos, se saquen de la chistera el conejo del REB más soportable y menos injusto que nos permitiera equipararnos con Canarias en cuanto a la imprescindible indemnización de residencia que nos permita cubrir nuestras necesidades de profesionales sanitarios, docentes, fuerzas de seguridad, etc.

Ya saben, en derrota transitoria pero nunca en doma.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com