23 de julio de 2019, 13:55:08
OPINIÓN


Patinetes y tacatás

Por Francesca Jaume


Parece que éste ha sido finalmente el año de despegue general de patinetes segways, skates, y unicicles. Ya los conocíamos. No nos resultaban ajenos. Sin embargo, su uso no parecía generalizado hasta ahora.

La proliferación de estos chismes eléctricos sobre la calzada ha obligado a las corporaciones municipales a regular su uso para evitar atropellos de viandantes, accidentes y otros problemas de circulación. Las ordenanzas locales son más o menos exigentes hasta un punto que uno se pregunta si no existe cierta desproporción entre las exigencias a los patinetes y lo asequible que es circular con un aparato de cuatro ruedas ocupando espacio de coche por la carretera sin tener carnet de conducir B1.

Resulta chocante que se permita a un cuatriciclo 49cc desplazarse por carreteras comvencionales con los peligros que entraña que alguien que no se ha sacado el B1-ya sea por motivo de edad o de capacidad- circule por espacios de alta velocidad. Parece que debería de elevarse el nivel de exigencia en aras de una mayor seguridad en el tráfico.

Pero no, para ir en un tacatá por carreteras de 100km/h (quedan algunas) superar un test de veinte preguntas -poco si lo comparamos con el esfuerzo de sacarse el carnet de coche- en cambio, para ir en monopatín pronto van a exigir un máster por la Sorbona, un seguro todo riesgo a prueba de guerra de las Galaxias e ir protegido cual guerrero templario en Acre.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com