16 de septiembre de 2019, 7:10:08
SUCESOS

Le violaron y quemaron la cara con un cigarro


Cinco detenidos por traer de Rumanía a una joven y prostituirla en Palma

Por Cristina Suárez

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas -cuatro de ellos de origen rumano de entre 25 y 41 años y otro de origen búlgaro de 38 años de edad- como presuntos autores de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, pertenencia a organización criminal, amenazas, coacciones y lesiones. La víctima, una joven de 19 años de una zona rural de Rumanía llegó a Palma con la promesa de un trabajo cuidando niños pero la realidad es que la obligaban a ejercer la prostitución.


La operación "Travis" culminó el pasado viernes cuando la chica se presentó en la comisaría de Policía Nacional de Son Sant Joan en clara situación de desamparado. Llevaba tres días en España, no entendía el idioma, no tenía dinero y le habían destrozado su teléfono móvil.

De inmediato, la Policía Nacional activó el protocolo de intervención ante un posible tema de trata de seres humanos.

La víctima atravesaba una situación precaria y fue captada por dos de los detenidos (pareja) que le propusieron cuidar de su hijo a cambio de 500 euros al mes, con alojamiento incluido, todo en Palma.

La mujer aceptó tales y llegó por carretera desde su país hasta Barcelona y desde allí en barco hasta Mallorca.

A la llegada en coche a Italia todo cambió, en vez de cuidar a un niño, le dijeron que iba a "hacer la calle"

Todo iba según lo pactado, pero al llegar a Italia, los tres se hospedaron en casa de unos amigos de uno de los detenidos, y fue en ese momento cuando éste le comunicó que no iba a cuidar de ningún niño sino que “iba a hacer la calle”.

La víctima se negó a ejercer la prostitución y provocó que uno de los detenidos le agrediera físicamente. Tanto, que llegó a quemarla con un cigarrillo, dejándole la cicatriz en el rostro. Además le quitaron su teléfono móvil y su documento de identidad.

Antes de llegar a Barcelona, y en una ocasión que uno de los detenidos se encontraba en el cuarto de baño, otro la agredió sexualmente.

En Barcelona, los tres embarcaron rumbo a la isla a bordo de un vehículo, y se hospedaron un par de días en casa de uno de ellos hasta que la víctima fue llevada a un piso de la zona de Son Rullán, donde le informaron que había contraído una deuda con ellos y que la iba a pagar mediante el ejercicio de la prostitución.

Al día siguiente aprovechando un descuido, la víctima consiguió escaparse del domicilio y valiéndose de señas pudo llegar al aeropuerto e informar de su situación a la Policía.

Los otros dos detenidos son los que ofrecen la casa para hospedarse en Palma, que también son pareja sentimental, y cuenta con antecedentes por hechos similares hace cuatro meses por la Policía Nacional.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com