26 de febrero de 2020, 15:14:37
TRIBUNALES

La Policía les atribuye un delito de grupo criminal


Los whatsapp de Penalva y Subirán que hacen tambalear el caso Cursach

Por Redacción

El atestado policial sobre la instrucción presuntamente viciada de la Operación Sancus -Caso Cursach- recoge cientos de mensajes intercambiados por el juez instructor Penalva, el fiscal Subirán y los entonces policías de Blanqueo que evidencian la total complicidad entre ellos y algunos periodistas para dirigir la investigación con procedimientos y métodos irregulares y crear un juicio social parelelo sobre los investigados. mallorcadiario.com muestra los bloques de mensajes más escandalosos que hacen tambalear el caso entero y lo dejan un paso de la anulación.


SUBIRÁN A UN POLICÍA: "NO HAY CAUSA PARA CURSACH, QUE TODOS SON RUMORES, ÉSTO VA DE POLIS CORRUPTOS"

Uno de los agentes de Blanqueo escribe en el chat la conversación que ha mantenido con el fiscal Subirán. Este mensaje es una de las claves ya que ellos mismos, los investigadores, reconocen que no hay caso para Cursach y que sólo hay rumores. "Menuda conversación con el fiscal, está que se le va la pinza. Que no hay causa, que va fatal, que no ha llegado nadie para hablar de Cursach, que va a pedir la libertad, que si no es por el arma (que encontraron en su finca) no pide prisión, que esto va de polis corruptos, que todo lo que hay del capo son rumores y él no ha hecho nada".

"HAY QUE MACHACARLOS. DETENCIÓN CON ESPOSAS, SIN MIRAMIENTOS"

Ganas desproporcionadas de ir a por investigados. Uno de los mensajes de un subinspector del entonces Grupo de Blanqueo sobre Álvaro Gijón: "Son unos hijos de puta, hay que machacarlos. A este, si tienen huevos de hacerle dimitir y dejar su acta de diputado, hay que detenerlo con esposas. Sin miramientos. Operación policial en toda regla me cago en la puta, que la Guardia Civil nos come la tostada en estas cosas".

MENSAJE PARA UN PERIODISTA: "QUE NO NOS JODA EL 'EFECTO SORPRESA' COMO CON LOS PADRES DE GIJÓN"

El 27 de junio de 2017 el Grupo de Blanqueo detiene a la familia de Álvaro Gijón y semanas más tarde, siguiendo la investigación de los supuestas mordidas que Gijón habría cobrado por la ORA, uno de los agentes especifica que si alguno de ellos le ha comentado al periodista que constantemente aparece en el atestado "que ni se le ocurra comentar nada de la colaboración y confesión de esta persona". Se refería al "efecto sorpresa" que anteriormente les había "dinamitado" con la detención de los padres de Gijón.

"NOS QUEDA COJA LA VINCULACIÓN CON CURSACH"

La supuesta agresión a un testigo protegido se atribuye automáticamente al entorno de Cursach, a quién sí o sí hay que vincular con la paliza. "Pensad que si no ha sido cosa de A. nos queda muy coja la vinculación con Cursach, salvo que vinculemos Marian, Adrian y Cursach. Ahora bien, si ha sido él pues mala pata y no lo cargamos", apuntan los responsables de la investigación.

JUEZ: "RECORDANDO" A TESTIGOS LO QUE DEBEN "RECONOCER"

Los que debían investigar de manera imparcial marcaban el ritmo para que su estrategia no fallase."Tenemos que recordarle dos cosas (a la testigo protegido conocida como 'La Madame'). Que le enseñamos muchas fotos y que recuerde que dijo que los sobres los recibía Mut, Torres, Estarellas y Vera (policías y comisarios de Palma detenidos en la causa)".

UNO DE LOS AGENTES SE ACOSTABA CON 'LA MADAME'

Uno de los agentes de Blanqueo mantuvo relaciones sexuales con una de las testigo protegidas del caso. Un detalle que conocían todos en el grupo y que hasta el juez se tomaba a guasa bromeando con que se lo contaría a su mujer.

CHIVATAZOS EN PLENA DECLARACIÓN Y SUBIRÁN 'DE LOS NERVIOS'

Ocurrió durante la declaración del testigo protegido número 26, el 11 de agosto de 2017. Los agentes de Blanqueo soplan al hombre lo que debe responder en plena videoconferencia y el fiscal anticorrupción, claramente nervioso, lanza diferentes mensajes en el chat: "Estoy harto, la estais jodiendo, se os oye todo que le estais soplando" o "cómo es posible que se os oiga decir derecha" a lo que uno de los agentes indica "Estoy hasta los cojones de recibir broncas del fiscal".

TENSIÓN EN EL GRUPO: "NOSOTROS NO SOMOS EL ENEMIGO"

Mensaje del 12 de octubre de 2017 escrito por un agente del Grupo de Blanqueo de la Policía Nacional: "No hay buen ambiente de trabajo, así no vamos hacia ningún sitio. Por favor, recapacitemos todos y hagamos algo por cambiar. Tenemos que ir todos a una, nosotros no somos el enemigo".

El juez Penalva responde: "Calmaos todos que el enemigo está fuera de nuestro grupo. Ya hemos llegado casi al final del camino. Sé que todos estamos muy cansados y con ganas de acabar, pero lo tenemos al alcance de la mano para acabarlo bien y que estos hijos de puta vayan donde tienen que ir que es a la cárcel. Este es nuestro único objetivo y en el que tenemos que estar más unidos que nunca".

PENALVA RECUERDA QUE SON "LOS INTOCABLES"

Una frase reveladora: "Recordad que somos los intocables", indica el juez Penalva en el chat para levantar los ánimos al equipo de investigación.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com