19 de noviembre de 2019, 2:24:12
SUCESOS

Hablan los dos agentes que evacuaron a los vecinos


"Podría haber sido una tragedia, el fuego era inmenso"

Por Cristina Suárez

Pudo terminar en desgracia pero gracias a la decidida actuación de dos policías nacionales, los daños se han quedado en materiales. Hablan los dos agentes que intervinieron en el último incendio de contenedores en Palma.


Ocurrió en la madrugada del domingo en la calle Poeta Guillem Colom. Todos dormían cuando se inició el fuego intencionado, obra supuestamente de dos varones ahora detenidos.

"Nos avisaron por radio y acudimos rápidamente al lugar. Allí nos encontramos con un contenedor en llamas, el fuego se propagaba rápido e impedía desalojar a los moradores por la puerta", han explicado a los medios el subinspector Miguel Córcoles y el policía Manuel Fajardo. Por ello, el subsinspector rompió el cristal de la puerta de entrada con un rompelunas y fueron tocando puerta a puerta para despertar a los vecinos, entre ellos ancianos y niños.

Entre los dos agentes fueron subiéndolos a la azotea antes de que el fuego y el humo se colasen por puertas y ventanas. Allí permanecieron 20 minutos hasta que llegaron los bomberos llegaron y contuvieron la situación. En declaraciones a la prensa, han indicado que los vecinos estaban "indignados" por la situación. "Muchos nos decían que creían que la Policía no hacía nada por detener a los responsables de estos actos, cuando no es así. Llevamos mucho tiempo con un dispositivo montado", han asegurado. Tanto Policía Nacional como Policía Local de Palma tienen a numerosos efectivos dedicados a esta investigación, apuntan fuentes oficiales.

"Fue muy grave y podría haber sido peor", afirman. "La gente estaba durmiendo, su capacidad de reacción era menor". Además, la presencia de tantos vehículos aparcados en la zona tensaba la operación ya que "podría haber saltado todo por los aires".

Afortunadamente no fue así y los dos supuestos responsables han acabado detenidos y pasarán este jueves a disposición judicial. Tienen 48 y 51 años, uno de ellos trabaja en el aeropuerto de Palma, y los investigadores creen que podrían estar detrás de más incendios intencionados.

Hay que recordar que la Policía ya detuvo a otro varón en el Arenal por su implicación en la quema de al menos 30 contenedores de esa zona.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com