19 de junio de 2019, 5:37:10
EMPRESA


Por qué los servicios barceloneses del hogar están tan bien considerados en Mallorca



Dentro de escasas semanas darán comienzo las vacaciones veraniegas, las cuales son aprovechadas por muchos mallorquines para visitar la península. Uno de los destinos por los que suelen optar es Barcelona, mientras que la alternativa de alquilar una vivienda particular durante una, dos o más semanas cada vez es tenida más en cuenta.

Con ello se busca huir de los horarios de los hoteles y gozar de una mayor privacidad y tranquilidad, aunque como en todo hogar, tarde o temprano pueden producirse contratiempos incluso en pleno periodo vacacional. Los fontaneros en Barcelona, a lo largo de los meses de junio, julio y agosto, acuden a muchos hogares alquilados a turistas para resolver los problemas surgidos allí.

En algunos de ellos se encuentran de vacaciones desde familias mallorquinas hasta grupos de amigos provenientes de la capital balear. Todos coinciden en valorar muy positivamente el servicio en cuestión, independientemente de si se trata de fontanería o cualquier otro procedimiento relacionado con el hogar.

Y es que a pesar de no tratarse de su propio domicilio, son de agradecer una serie de aspectos que seguidamente sacaremos a colación. Algunos de ellos tratan de ser imitados por profesionales del mismo sector que operan en Mallorca, siendo conscientes de que dichas características tarde o temprano repercuten en un boca a boca favorable y, por ende, en una mayor facturación.

Máxima celeridad durante las 24 horas del día

Si bien es cierto que en determinados hogares vacacionales, en caso de producirse una avería o cualquier otro problema, es el propietario quien se encarga de todo, no siempre es así. Tanto en Barcelona como en muchas otras urbes con una gran actividad turística, a veces es el inquilino quien hace la llamada y se encarga de recibir al profesional.

Al tratarse de sus vacaciones, es fundamental que acuda cuanto antes para que no se produzca una irreparable pérdida de tiempo. Por suerte, equipos como el que conforman los lampistas Barcelona se caracterizan por acudir al domicilio afectado en un parpadeo.

A pesar de la distancia que ha de ser abarcada para cruzar toda la Ciudad Condal, en unos minutos hace acto de presencia el especialista que se encargará de poner fin a la adversidad que ha surgido, permitiendo a la familia o el grupo de amigos proseguir con sus vacaciones tanto dentro como fuera del domicilio que tienen alquilado.

Por supuesto, ello no solo es agradecido por poder continuar aprovechando las vacaciones cuanto antes, sino también por el hecho de resolver situaciones que podrían llegar a ser graves si no se subsanan pronto. Las situaciones de las que se encargan los expertos en fontanería son buenos ejemplos, tales como haberse olvidado el grifo abierto y tener que recurrir posteriormente a un profesional que evite las goteras al piso de abajo.

Pero, ¿y si los problemas acontecen a altas horas de la madrugada? En plenas vacaciones fuera de casa los mallorquines acostumbran a volver tarde no solo a los hoteles y apartamentos, sino también a los domicilios particulares que alquilan íntegramente u ocupando solo una de las habitaciones.

Si se produce una situación adversa tanto los fontaneros 24 horas como el resto de profesionales del sector de servicios para el hogar se dirigen rápidamente al domicilio afectado sin importar el momento del día o la noche en el que se produzca la llamada.

Este aspecto aporta una gran dosis de tranquilidad, la cual es esencial para disfrutar plenamente de las vacaciones, sabiendo que ante cualquier imprevisto en la vivienda en la que se encuentran temporalmente será solucionado en un abrir y cerrar de ojos incluso en caso de que acontezca durante el transcurso de la madrugada.

Precios asequibles

De este motivo de éxito están tomando buena nota los profesionales que trabajan en el territorio balear. Concretamente nos referimos a hacer gala de precios bastante asequibles teniendo en cuenta la enorme calidad del servicio contratado.

La sorpresa es mayúscula por parte de los mallorquines cuando, por ejemplo, en la capital catalana se ven obligados a contactar con fontaneros urgencias Barcelona y, tras solucionar el problema con la mayor brevedad posible, les entrega una factura que consideran muy ajustada.

Algunos de estos profesionales ni siquiera cobran por los desplazamientos que efectúan, una práctica que poco a poco va extendiéndose por todo el país. De hecho, en Mallorca paulatinamente se está reduciendo el número de empresas de servicios para el hogar que sí suman en la factura el kilometraje correspondiente.

Ante las excelentes opiniones que este tipo de empresas cosechan en toda Barcelona, no es de extrañar que los profesionales de la misma especialidad estén aplicando las diversas claves que han sido sacadas a colación. El objetivo es claro: trasladar el buen hacer de los especialistas catalanes a sus respectivos clientes, cosechando en consecuencia críticas muy favorables que se traduzcan en la obtención de mayores ingresos.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com