20 de octubre de 2019, 0:50:54
TECNOLOGÍA


¿Cómo ahorrar en la factura de Internet?


Cada vez que las facturas llegan a final de mes, nuestro presupuesto parece sufrir un desequilibrio muy complicado. Sobre todo en lo que se refiere a Internet, pues éste es un servicio cuyo precio va en aumento de forma alarmante, así que hoy te diremos la mejor técnica para ahorrar en su uso.


Internet se ha vuelto hoy un servicio tan indispensable como el agua o la luz. De ahí que en casi ninguna casa falte y su representación dentro del presupuesto familiar tenga un puesto de honor. Pero es un hecho, que así como buscamos el ahorro de la electricidad comprando equipos de bajo consumo, habrá que hacer lo propio en torno a nuestra red de conexión.

Una de las estrategias más valiosas en torno a esto, es aprovechar las tarifas prepagos. Éstas tienen la condición de brindar el servicio correspondiente al pago efectuado y, al terminarse, hacer el corte equivalente de forma que no se sobrecargue la facturación.

Además, las empresas que ofrecen el servicio también son capaces de complementarlo con minutos para llamadas y así disponer de dos de las cosas más elementales en cualquier hogar.

Por otro lado, hay que destacar que los precios son muy asequibles para todos los bolsillos, de forma que puede sacarte de un buen apuro en cualquier momento, aún cuando no tengas grandes cantidades de ingresos. Algunos ejemplos de esto, se muestran a continuación:

- 3 gigas por unos 5 euros.
- 7 gigas por 10 euros.
- 12 gigas por 15 euros.
- 20 gigas por 20 euros.

Como ves, a medida que se solicite un servicio mayor, las empresas prestadoras del servicio suelen abaratar los costes. Por otro lado, siempre es posible obtener un servicio de muy alta calidad, pues aunque sea prepago, lo más probable es que trabajen a una velocidad 4G.

Necesidades en función del plan

Ahora bien, no sólo basta con conocer los planes y las tarifas que son aplicables. También hace falta detectar cuáles son nuestras necesidades mensuales y adaptar eso a las posibilidades que te ofrecen las empresas.

Ésta es la primera razón por la cual ves en estos servicios, planes diseñados para distintas necesidades, pues dan por sentado que no todos somos iguales ni hacemos lo mismo y, por ende, la probabilidad de que compren el producto va en proporción directa a que se ofrezca lo ideal en cada caso.

Imagina por ejemplo, una persona que vive sola y trabaja todo el día en una oficina donde tiene Internet ilimitado y su uso no está restringido. Decididamente, las necesidades de esta persona son mucho menores que las de un estudiante al que le hace falta hacer consultas de forma diaria y que comparte el uso de Internet con sus otros dos hermanos.

Otro asunto es considerar qué tipo de servicios necesitamos. Es común, tal como vimos más arriba, que las empresas incluyan el servicio de voz en los paquetes, pero incluso hoy, es posible añadir servicio de mensajería de texto y suscripción para TV por cable. Al ir agregando cada uno de éstos, la factura final sufrirá un cambio importante en el importe total que se reflejará.

En todo caso, un método que casi siempre resulta infalible, es comprobar y entender con exactitud los elementos que se incluyen en cada oferta. Y no sólo el precio, pues en ocasiones, éste puede parecer excesivo si no tenemos suficiente información al respecto.

Como estrategia final está la de comparar. Éste es un proceso que hacemos siempre con todo tipo de productos y servicios, y es muy útil porque puede permitir ahorrar una buena cantidad de euros. Por ejemplo, en los paquetes que presentamos más arriba, vemos que en el más sencillo, el coste de cada giga es de 1,66 euros, mientras que en el más caro, el coste por giga es de 1 euro.

El ahorro es fundamental para asegurar que nuestro dinero rinda tanto como deseamos, de ahí que sea clave trabajar en la materia de los servicios, para tener lo que queremos sin pagar de más.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com