27 de junio de 2019, 11:11:57
OPINIÓN


Las casualidades no existen, la estupidez sí

Por Santiago Fiol


“De todos los cafés del mundo ella entra en el mío” esta frase dicha por Rick Blaine, propietario del Rick’s café en Casablanca, interpretado por el gran Bogart, es la única casualidad que estoy dispuesto a creerme.

Ni siquiera el descubrimiento de la penicilina por Fleming es fruto de la casualidad, sino que es ciencia, aunque el propio Fleming dijese que uno puede hacer un hallazgo cuando no lo está buscando. Dejémoslo en que fue una gran suerte para la humanidad.

La casualidad, según el diccionario de la RAE, es la causa de los imprevistos, con lo cual imprevisto y casualidad irían de la mano.

Pero verán, cuando en una ciudad como Palma se decide cortar en los meses de verano el acceso al centro desde el aeropuerto, cuando más tráfico del año hay, no es casualidad, es estupidez. Aunque ello reporte algún rédito.

Se atribuye a Josep Melià, padre del actual diputado, la frase de que “nada pasa por casualidad, todo tiene un motivo, aunque lo desconozcamos, suele ser o mujeres o juego”; ese intelectual autor “dels mallorquins” tampoco creía en las casualidades.

Lo que hay que reflexionar es que cuando ocurren cosas inexplicables es a quien favorecen. ¿A quién favorece que se corte la autopista del aeropuerto en verano? Podría hacer una larga listas de personas o colectivos a quienes no beneficia esa estupidez, pero a buen seguro dará argumentos a los que nos hablan de saturación y de exceso de vehículos; los cuales algo de razón tienen pues los accesos a Palma se colapsan a diario sin que ningún político en los últimos años los haya considerado una prioridad ni se lo haya tomado en serio el tema.

Incluso los de MES, después del fracaso estrepitoso, y de haber iniciado la prolongación de una autopista engañando a los suyos en la legislatura pasada ahora se quejan del segundo cinturón; eso es un claro ejemplo de estupidez, no de casualidad.

He invertido parte de mi tiempo del fin de semana en leer estatutos y códigos éticos de varios partidos, a saber: Podemos, PI y Vox, para intentar entender la política de pactos que se nos va a venir encima.

Entiendo que el PI llame a VOX extrema derecha y no quiera pactar con ellos, es su postura y la respeto, pero no entiendo como a Podemos, con un argumentario de dudosa constitucionalidad, no le llama el mismo PI extrema izquierda y además se muestra dispuesto a formar pactos de gobierno. Es más que evidente que no es una casualidad que el PI pacte con la izquierda incluso con la más extrema, tampoco es una estupidez pues sus líderes son avezados en política, sólo nos queda averiguar ¿a quién beneficia que el PI pacte con la izquierda? Esta es la madre de todas las respuestas y espero saberlo antes de las próximas elecciones pues a día de hoy me han defraudado. Que tengan un buen día.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com