18 de julio de 2019, 1:30:06
PALMA

Ses Cases Noves denuncia la actitud del consistorio contra esta asociación vecinal


Cort niega el mobiliario para celebrar el Corpus en el Coll d'en Rabassa

Por José Luis Crispín

El Ayuntamiento de Palma ha vuelto a denegar a los vecinos del Coll d'en Rabassa los materiales imprescindibles para poder celebrar eventos tradicionales en la barriada. En esta ocasión, ha sido la solicitud de mesas y sillas para celebrar la procesión del Corpus a beneficio de Cáritas Parroquial. Cort se ha negado a proporcionar este imprescindible mobiliario por lo que, como en otras ocasiones, los vecinos han tenido que acudir a otras vías para subsanar estas carencias y no tener que anular esta tradicional fiesta vecinal.


El pasado sábado se celebró en la explanada de la iglesia del Coll d’en Rabassa la procesión del Corpus, procesión a la que seguía una cena con pa amb boli cuya recaudación iba destinada a Cáritas Parroquial. Para ello se necesitaban sillas y mesas. La Cofradía Nuestra Señora del Carmen y la Asociación de Vecinos de Ses Cases Noves solicitaron a Cort mesas y sillas. La respuesta del consistorio fue negativa ofreciendo tan solo focos y puntos de luz.Ante esta situación, Eugenio García, párroco y arcipreste de Palma-Llevant tuvo que mover rápidamente los hilos para no tener que anular la fiesta y, al final “pudimos recoger mesas del Club de la Tercera Edad del Coll y sillas de las parroquias de diversas barriadas de la zona de Llevant”.

La vicepresidenta de la Asociación Vecinos del Coll d’en Rabassa, Juana Ruiz, no da crédito a lo que les está sucediendo destacando que “es como si aquí, en el Coll, hubiese una mano negra que entorpece todo lo que queremos hacer. No tiene sentido que siempre que esta asociación solicita algo, Cort nos lo deniega y, además, de malas formas”.

Ruiz justifica estas palabras al declarar que “hace poco, la asociación tuvo que pagar de su bolsillo 1.200 euros porque Cort nos negó las mesas y sillas para celebrar en la barriada una fiesta rociera. Por si fuera poco, ahora se nos impide la organización del tradicional mercadillo en Ciutat Jardí que celebramos todos los años y que funcionaba muy bien. Este año no podemos hacerlo ante la negativa del Ayuntamiento de Palma y, por último, ahora tampoco nos dan los materiales para la fiesta del Corpus. Está claro que alguien del barrio está haciendo todo lo posible para fastidiar y anular a esta asociación vecinal”.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com