21 de agosto de 2019, 12:03:51
SOCIEDAD

'Infinity' sale a la venta por 16,6 millones


La incertidumbre del Brexit retrae el mercado de las casas de lujo en Mallorca

Por Daniel López

El Brexit, las elecciones nacionales, autonómicas y locales o la depreciación de algunas monedas respecto al euro han golpeado al mercado de las casas de lujo en Mallorca provocando un descenso, que los expertos cifran en torno al 12 por ciento.


La incertidumbre es uno de los factores principales que han llevado a que se vendan menos mansiones en Mallorca. Los ricos y famosos parecen vivir en un mundo diferente, ajenos a las preocupaciones de la mayoría de los mortales, pero la realidad es que no son inmunes a las decisiones políticas a nivel europeo, nacional e incluso local.

El del lujo “es un mercado muy volátil”, afirma Alejandra Vanoli, directora de VIVA Sotheby’s International Realty, que explica que “el Brexit ha hecho daño” y se ha unido a factores como la indefinición creada por las recientes citas electorales. Los compradores buscan seguridad jurídica, que está directamente conectada a las decisiones que toman los gobiernos y por ello es importante saber quién estará al frente de las instituciones.

Vanoli está de acuerdo en la cifra del 12 por ciento en lo que se refiere a la contracción del negocio de venta de casas de alto nivel.

Aunque los escandinavos son uno de los compradores que más han crecido en los últimos años, lo cierto es que los suecos se han reducido sensiblemente de manera reciente debido a la convulsa situación política vivida en su país, que produjo una depreciación de la corona.

También ha caído el mercado de compradores británicos dejando el terreno principalmente en manos de los alemanes, suizos y austriacos.

El perfil del cliente es el de empresarios y familias de muy alto poder adquisitivo, que se decantan por Mallorca porque les ofrecen desconexión y privacidad. Buscan adquirir una casa para descansar y asentarse, no como una mera inversión. Quieren espacios exclusivos y únicos en los que disfrutar con sus seres queridos y con los amigos.

“Una de las prioridades es que todo esté en regla”, explica Vanoli. Es un cliente que no quiere problemas, sino que persigue “un estilo de vida” global que se ajuste a la legalidad, sin sorpresas inesperadas. Y es que no se puede olvidar que ha habido más de un drama por construcciones realizadas sin los permisos oportunos.

El que estrellas del cine o la moda hayan elegido Mallorca ha servido de gancho para atraer a otras fortunas. “Es un valor que suma, pero el cliente es muy inteligente y va más allá”, comenta Vanoli, que tiene claro que se busca una calidad exquisita por encima de todo, miran con lupa cada detalle, que los acabados sean perfectos, la situación de la propiedad... Incluso hay quienes solicitan que les elija las sábanas y el resto de complementos de la casa para llegar y poder disfrutarla en plenitud.

En lo que no se diferencian de los compradores de viviendas más asequibles es en el tiempo de toma de decisión sobre la compra. Las ventas no suelen ser inmediatas, sino que hay un proceso de meditación en el que se estudia y sopesa todo.

Hay que destacar que el comprador e inversor extranjero cuenta con algunos beneficios interesantes que le animan a comprar vivienda en Baleares. Uno de ellos es la llamada Ley Beckham, dirigida a empleados extranjeros que se mudan a España con un contrato de trabajo para ayudarles a reducir su responsabilidad fiscal. Y para ciudadanos que no pertenecen a la UE, existen planes como la Golden Visa, a través del cual se conceden permisos de residencia a aquellos extranjeros no comunitarios que compren viviendas de más de 500.000 euros.

EPICENTRO DEL LUJO

El suroeste de Mallorca con Puerto Portals, Port Andratx y Santa Ponsa como referentes, la zona de la Serra de Tramuntana y Pollença están en el punto de mira de los compradores de casas de lujo.

Por otra parte, en Palma, se inclinan por los barrios de Santa Catalina, La Calatrava y también por Son Vida.

INFINITY, EL EJEMPLO PARADIGMÁTICO

Mallorca Sotheby’s International Realty ha abierto las puertas de ‘Infinity’, una espectacular casa situada en un lugar privilegiado de Port Andratx, que sale a la venta por 16,6 millones de euros.

Enclavada en Mon Port Hill, uno de los lugares más exclusivos y solicitados de la isla, se trata del paradigma perfecto de las casas de lujo. Cuenta con 1.623 metros cuadrados de superficie habitable con ocho impresionantes dormitorios y unas vistas panorámicas al mar Mediterráneo.

Cruzar la puerta de ‘Infinity’ es sentir el abrazo de la calma. Su arquitectura abierta al paisaje, invita al relax, con espacios amplios, dominados por la luz natural, cómodos, conformados para imprimir la personalidad de sus propietarios y con acabados artesanos de primera.

El proyecto se ha llevado a cabo por los arquitectos Luis García-Ruiz Gasp y Antonio García-Ruiz Puigserver, que lo han afrontado con el reto de lograr que la casa forme parte de la naturaleza y del entorno mallorquín, con un diseño inspirado en el paisaje local y el espíritu natural de la isla.

La distribución interior se ha diseñado para mimetizarse con el espacio exterior creando la sensación de amplitud y relajación.

Cuenta con una piscina en el jardín, con vistas al mar y otra interior de 21 metros en el piso inferior. También tiene un garaje con plataforma para que el coche pueda girar, varios salones, biblioteca, un gimnasio, dos cocinas, tres habitaciones independientes para invitados e incluso una sala de cine.

Ian Kinner es el project manager y ha trabajado durante dos años y medio para conseguir un impresionante resultado final. "Las casas de alta gama son muy complicadas", explica dejando claro que "los clientes son muy exigentes y hay que conseguir el resultado perfecto". Para ello tiene que buscar y contratar a los mejores artesanos tanto de Mallorca como de fuera. No importa el lugar, solo el resultado.

Otro punto a tener en cuenta es el mantenimiento. No basta con tener el dinero para comprar la casa, sino que hay que disponer de grandes fondos para cubrir los gastos mensuales que comporta. Una propiedad como 'Infinity' puede conllevar unos 10.000 euros de inversión al mes porque hay que manenter unos materiales exigentes. Así, la madera de los suelos requiere ser tratada para que no pierda su porte, hace falta aplicarle aceites y tratamientos hidrofugantes. La piedra de la entrada, los aluminios, los jardines... Son un suma y sigue solo al alcance de unos pocos. El lujo es así, complaciente, pero al mismo tiempo muy exigente.

FOTOGRAFÍAS: JAVIER FERNÁNDEZ

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com