21 de agosto de 2019, 7:39:25
TECNOLOGÍA


Consejos para montar una piscina en el jardín de tu casa mallorquina



Huir del calor sin salir de Mallorca es posible, existiendo varios métodos para reducir tu temperatura corporal. Algunos de ellos exigen un notable desembolso de dinero, ejemplificándolo el constante funcionamiento del aire acondicionado. Sin embargo, otros presentan una mejor relación precio-resultados. Así lo demuestran las piscinas desmontables.

Y es que otra de las prácticas muy habituales entre los mallorquines se resume en acudir a las playas de la isla para darse un chapuzón. Sin embargo, en esta época del año la enorme afluencia turística da pie a que resulte complicado disfrutar de un baño relajante sin masificaciones. Por este motivo no es de extrañar que cada vez más propietarios de viviendas opten por sacarle el máximo partido a su jardín.

Concretamente lo hacen comprando una piscina que posteriormente, tras el fin de la estación veraniega, pueden desmontar fácilmente hasta que el próximo mes de junio esté aquí de nuevo. Si tú también quieres aprovechar dicho espacio exterior no dudes en seguir los consejos que detallaremos a continuación.

Instala césped artificial muy económico a modo de base

Antaño poner césped artificial en el jardín era una tarea bastante tediosa. Afortunadamente, a día de hoy no lo es gracias a los materiales y productos en general que tienes al alcance de un clic. En primer lugar dispones de grapadoras eléctricas en este portal, las cuales te permitirán mantener fija la base a la que des forma.

Conviene destacar el hecho de que incluso el césped artificial más asequible que encuentres será más que suficiente. Y es que el objetivo es el de evitar que la piscina desmontable entre en contacto con las pequeñas irregularidades del terreno y las posibles piedrecitas que allí se encuentren.

Comprando más metros cuadrados de los que ocupa la superficie del modelo de piscina elegido por ti conseguirás dotar al conjunto de un mayor nivel de atractivo. Y es que alrededor de la estructura, la cual acostumbra a ser de color azul cielo, se apreciará una especie de margen verdoso en el suelo que además aumentará la practicidad de la zona.

¿Cómo es posible? Debido a que el césped artificial evita resbalones. Además, favorece el rápido secado de los pies tras salir del agua, lo cual impide el surgimiento de afecciones dérmicas muy propias de las extremidades inferiores excesivamente húmedas durante un tiempo prolongado.

Aspectos a valorar al elegir la piscina

Antes de ponerte manos a la obra con el césped necesitas saber exactamente qué largo y ancho ocupará la piscina. Así pues, llega el momento de escogerla. Pero, ¡sorpresa! El mercado asombra a los consumidores con un catálogo amplísimo.

Todos los modelos presentan diferencias, por lo que es comprensible que te resulte algo complicado elegir bien. En tal caso consulta esta comparativa de piscinas desmontables gracias a la que en cuestión de minutos averiguarás qué unidad es la más recomendable en base a tus gustos y necesidades.

Varios aspectos entran en juego. El primero de ellos hace referencia a la forma de la estructura. Dependiendo del tipo de jardín, así como de las preferencias que tengas a nivel visual, puedes decantarte por conjuntos redondos o con forma de rectángulo.

Otro factor crucial guarda relación con el mantenimiento. Toda piscina requiere darle unos cuidados, aunque algunos son más complejos que otros. Asegúrate de que los mecanismos de depuración sean fácilmente accionables, conllevando que todos los miembros de la familia puedan activarlos sin dificultades.

Debido al placer que supone refrescarse en tu propia piscina en pleno verano es muy probable que le acabes dando un uso muy habitual. Precisamente a causa de ello conviene optar por un modelo que haga gala de un alto nivel de resistencia.

Fijarte en la calidad de los materiales también es fundamental si la piscina será utilizada regularmente por niños pequeños. Teniendo en cuenta todos los aspectos mencionados acertarás de lleno en la elección y podrás comenzar a disfrutar cuanto antes de los refrescantes y placenteros baños.

Coloca elementos antimosquitos en los alrededores

Afortunadamente Mallorca no se caracteriza por albergar una inmensa cantidad de mosquitos. Sin embargo, la presencia de agua en tu jardín puede favorecer la aparición de los mismos. En tal caso resulta muy molesto acabar con varias picaduras por el cuerpo antes y después de meterte en la piscina.

Evitarlo es extremadamente sencillo. Debes colocar, preferiblemente en cada esquina, elementos especializados en disuadir a los mosquitos. Las pulseras de citronella se han vendido mucho este verano y te resultarán de gran ayuda en este sentido. Además, si las compras de color azul no desentonarán en la estructura y parecerán un accesorio oficial de la piscina desmontable.

Si deseas disfrutar de baños nocturnos, siendo ésta la mejor opción para que el calor pase a ser historia, un buen método antimosquitos se resume en instalar antorchas que actúan como el mejor de los repelentes.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com