22 de septiembre de 2019, 14:56:38
IBIZA

Denuncian que un turista ha agredido a dos manifestantes


Piquetes y un incidente en el arranque de la huelga de las "kellys" en Ibiza

Por Redacción

El primer día de huelga de las "kellys" de Ibiza, las limpiadoras y camareras de piso de hotel, ha comenzado con piquetes informativos y un incidente entre un cliente y una representante del sindicato Confederación General del Trabajo (CGT), tras despertar a su hijo que dormía por el ruido de una bocina.


El secretario general de CGT en las Pitiusas, Rafa Sánchez, ha explicado que a las 8.15 horas de la mañana, con ocasión del piquete informativo convocado frente a un hotel del Port des Torrent, el Sirenis Seaview, un turista ha salido a la calle y ha retorcido la muñeca de una trabajadora para quitarle la bocina con la que protestaba, acusándola de haber despertado a su hijo.

Un sindicalista ha salido en defensa de la trabajadora y ha resultado agredido por el turista. “Le ha roto la camisa y tiene arañazos en el cuello”, ha agregado Sánchez.

La Guardia Civil identificará al cliente del hotel y la trabajadora y el sindicalista agredido presentarán denuncias.

En total, unas 200 trabajadoras han salido esta mañana a protestar recorriendo los hoteles de tres zonas turísticas de la isla: Platja d’en Bossa, en los municipios de Sant Josep e Ibiza; Port des Torrent, para recorrer hoteles de Sant Josep a Sant Antoni; y desde Es Canar, municipio de Santa Eulària, para continuar también por la zona de Cala Llonga y concluir en el centro de la Villa del Río.

En Platja d’en Bossa, casi todas las trabajadoras que conformaban el piquete era unas 60 "kellys" del hotel Grand Palladaium Ibiza, de Palladium Hotel Group.

Las trabajadoras pedían “stop explotación”, advertían que "no somos de hierro" y han reclamado que se rebajen y regulen las cargas laborales.

“Luchamos contra la sobrecarga de trabajo; hay mujeres que no van a comer o que no van al baño porque en ocho horas no te da tiempo”, ha explicado Dolores Paterna, trabajadora del hotel Grand Palladium.

Según ha añadido, este establecimiento ha pasado de tres a cinco estrellas sin bajar el número de habitaciones para las trabajadoras. “Las estrellas las llevamos nosotras aquí, en la espalda”, ha añadido.

En la misma línea se ha pronunciado Manuela Moreno Giménez, otra trabajadora, en este caso del hotel Mare Nostrum, del grupo Playa Sol Ibiza Hotels.

“Llevamos 25 habitaciones, yo llevo dos triples, que serían 27; estamos solas, con un estrés, unos nervios, un dolor de cabeza del estrés porque quieres acabar el trabajo y tu cuerpo ya no avanza más, y te dicen que tienes que acabarlo; si te vas a las cuatro, que es tu horario, te ponen mala cara”, ha criticado.

“Vamos con depresión y ansiedad. Estamos reivindicando que nos traten como personas, que no somos animales”, ha denunciado la trabajadora, que ha lamentado: “somos invisibles”.

En el piquete que ha comenzado en Es Canar, municipio de Santa Eulària, han participado unas cuarenta trabajadoras.

La portavoz de las "kellys" en las Pitiusas, Milagros Carreño, ha criticado que en esta zona, en el hotel Bless, también del Grupo Palladium, el personal de seguridad no ha dejado salir a una decena de trabajadoras que querían sumarse a la huelga. “Nos las dejaban salir, estaban llorando: eso es coacción, eso es ilegal”, ha criticado.

El piquete que ha salido de Port des Torrent para recorrer los hoteles hasta el centro de Sant Antoni ha sido el más numeroso con un centenar de trabajadoras.

De momento no hay datos de adhesión a la huelga. El secretario general de CGT, Rafa Sánchez, ha destacado que, aunque “la participación no está siendo tan alta como nos gustaría”, esta huelga “ya es histórica en España” porque “es el principio de algo que va a empezar a cambiar”.

EL GOVERN DESTACA LA NORMALIDAD

El Govern balear ha destacado la “normalidad” con la que está transcurriendo el primer día de huelga de las "kellys" en Ibiza, donde unas 200 trabajadoras han salido a calle con piquetes informativos para reclamar que se rebaje su carga laboral en los hoteles de la isla.

La directora general de Trabajo y Salud Laboral, Virginia Abraham, ha recordado que sólo se ha registrado un incidente con un cliente de un hotel que “ya ha sido solucionado”.

Según ha indicado, las limpiadoras y camareras de piso “están ejerciendo su derecho” a la huelga, dando “visibilidad” a sus reivindicaciones, que también “preocupan” al ejecutivo balear.

En esta línea, Abraham ha dicho que se están adoptando medidas como elaborar un estudio, a través de la Fundación Prevención Hostelería, para “tener una metodología” que permita analizar la carga de trabajo de las "kellys".

También ha recordado las 300 inspecciones realizadas en Baleares este verano para constatar que se cumplen las condiciones de trabajo de este colectivo.

En total, cerca de 8.000 trabajadoras de las Pitiusas están llamadas a la huelga. De momento, no hay cifras de adhesión. En Formentera no se han producido piquetes informativos ni adhesión a esta protesta.

La huelga continuará este domingo en Ibiza y concluirá con una manifestación convocada para las 19.30 horas en el Parque de la Paz.

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com