22 de octubre de 2019, 14:01:06
OPINIÓN


Con la Púnica se acabó la impunidad

Por Chema Ferrer


Pues como muchos esperábamos finalmente la dueña de Pecas ha sido imputada por el caso Púnica junto con su compi y amiga de las cremas ajenas. Aguirre y Cifuentes, esas grandes señoras de la high society madrileña por fin van a sentarse delante del juez para aclarar de una vez por todas de dónde salió tanto dinero para financiar ilegalmente al PP madrileño y ya no vale aquello de que un señor del Ikea se dejó un maletín con un millón de euros en casa como le pasó al pobre Granados. Es terrible ver lo lenta que es la Justicia cuando de corruptelas políticas se trata. La sensación de impunidad es cruel y dolorosa aunque a estas alturas nuestra fé en la Justicia española se encuentra bajo mínimos y ya estamos inmunizados ante este atraco organizado que se ha perpetrado durante tanto tiempo.

Aguirre, Grande de España me recuerda a aquella María Antonia Munar que se pavoneaba allá donde fuera y se creía intocable incluso cuando todas las evidencias apuntaban en su contra. La soberbia de las políticas populares es insultante. Es gracioso ver como entre el electorado pepero se perdona que les roben millones y millones y como se vió en el caso de Cifuentes no se tolere sisar unas cremas en el supermercado. La derecha cuando roba roba a lo grande. No están para minucias ni para robar limosna. Esperanza es una chula madrileña como pocas. No esperan grandes momentos de cara al juicio. No podemos olvidar que es la madrina política de Pablo Casado el que tanto se llena la boca de regeneración y que tanto se esfuerza por pasar página en falso en un PP podrido por dentro y por fuera. Por no hablar de Ayuso, la presidenta de Madrid favorita de Aguirre y aupada al poder por Ciudadanos, aquellos que venían a cambiarlo todo y han perpetuado a la peor derecha durante cuatro años más en Madrid. La derecha española está enferma de ambición desmedida. Da igual que la pinten de azul, naranja o verde. Son lo mismo.

Lo que le pasó a la pobre Cristinita es que fue dejando muchos enemigos por el camino y más temprano que tarde la tenían que hacer caer y cayó y seguirá cayendo. Siempre fue un verso demasiado suelto en un partido demasiado gris y monolitico. No pararán los suyos hasta acabar con ella y dejarla moralmente arruinada. Lleva todas las de perder en todo este asunto. Le faltan padrinos y es la rival más débil.

Se les llena la boca de patria, de banderas españolas, de 155, de moral, de machismo, de educación privada y concertada, de LGTBIfobia y de muchas cosas más pero recordad que lo único que quieren es vuestro dinero. Si les votas sabiéndolo eres cómplice de sus corruptelas. Continuará...
mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com