9 de diciembre de 2019, 0:57:05
DEPORTES

El Dimonió


Black Saturday

Por Josep Maria Aguiló


Una vez acabado ayer el partido jugado entre el Mallorca y el Betis, uno tenía la melancólica sensación de que la derrota de nuestro equipo había sido quizás un castigo excesivo, ya que jugamos una muy buena segunda parte y tuvimos ocasiones muy claras para haber acabado empatando finalmente el encuentro, pero también es cierto que el conjunto de Rubi pudo haber marcado algún gol más en esa segunda parte. Esta vez, ay, Son Moix no fue nuestro «talismán» ni nos acabó dando «felicidad», como cantarían mis queridos primos segundos lejanos, Los Diablos.

En esta ocasión, irse al descanso con un cero a dos en el marcador acabó siendo a la postre una losa muy pesada. Un penalti evitable de Baba, que Joaquín transformó en gol, y un contragolpe visitante no muy bien defendido, que acabó con un tanto de Nabil Fekir, fueron nuestros dos «regalos» prenavideños al conjunto andaluz. Los béticos disfrutaron ayer, en cierta forma, de su propio y peculiar Black Friday a nivel futbolístico, aunque fuera con un día de retraso.

En el inicio del segundo tiempo, Lago Junior logró acortar distancias de penalti, por lo que parecía que con un poco de empuje y de suerte podría llegar tal vez el empate. El primer requisito se cumplió, pues hubo empuje, pero no el segundo, pues nos faltó algo de suerte en algunos momentos clave. Antonio Raíllo, Lago Junior y Take Kubo pudieron haber nivelado el marcador con las buenas ocasiones de que dispusieron, pero las tres fueron desbaratadas por los portentosos paradones de Joel Robles.

Pese a la derrota de ayer, pase lo que pase hoy seguiremos una semana más fuera de las posiciones de descenso, lo que siempre es una buena noticia. Pero tras dos derrotas consecutivas, el equipo está obligado ahora a intentar dar el «do de pecho» en los dos próximos partidos, en el Nou Camp primero y en Balaídos después, para evitar que nuestro sufrido corazón mallorquinista acabe sufriendo más de la cuenta en este recién iniciado mes de diciembre.

Habrá que ver cómo se desenvolverán los pupilos de Vicente Moreno ante el Barça y el Celta, pero por ahora, como diría un bético auténtico que ame también al conjunto bermellón, «¡Viva er Mallorca manque pierda!».

mallorcadiario.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.mallorcadiario.com