3 de abril de 2020, 6:46:10
SOCIEDAD

Están calificadas como enfermedades muy graves


Anorexia y bulimia: el error de los adolescentes de buscar la perfección en su cuerpo

Por José Luis Crispín

La anorexia y la bulimia se sitúan entre las enfermedades calificadas como "muy graves". Cerca de 300 llamadas y visitas anuales a la Asociación contra la Anorexia y Bulimia de Baleares constatan que estas enfermedades que afectan fundamentalmente a los adolescentes no paran de aumentar. Y estas cifras son tan solo la punta del iceberg, pues muchos jóvenes -sobre todo chicas- lo sufren diariamente y lo esconden por miedo a pedir ayuda. Las navidades son un verdadero infierno para los que padecen estos trastornos alimenticios.


La anorexia y bulimia están catalogadas como “trastornos graves de la alimentación” que si no se tratan adecuadamente pueden acabar con la vida de una persona, en especial los anoréxicos. Linda Pieri, portavoz de la Asociación contra la Anorexia y Bulimia de Baleares explica que estos graves trastornos de alimentación “se dan fundamentalmente entre jóvenes de 12 a 18 años, aunque hemos detectado que cada vez son más jóvenes. En total, estimamos que lo padecen un cinco por cien de la población adolescente; de este cinco por cien, hay un 1,5 por ciento que padece anorexia y el resto son bulímicos o padecen otro tipo de trastornos alimenticios como atracones compulsivos. Por último, están los que forman parte de la lo que denominamos obesidad”.

El culto al cuerpo y la influencia de las redes sociales no ha hecho más que incrementar el número de afectados: “La sociedad es un factor muy importante pues constantemente nos bombardea con mensajes de que debemos tener tal talla y tal físico y esto influye notablemente, sobre todo en adolescentes no formados. Cuando uno pierde kilos suele oir eso de que ‘qué bien te veo' y 'qué guapa estás’. Entonces buscan la perfección y es cuando se cae en el trastorno y la enfermedad”, subraya Pieri que reconoce que las redes sociales e Internet también están ayudando a que no dejen de aumentar los casos. En este punto resalta que “nosotros estamos dentro de la Federación de Asociaciones de Trastornos de Alimentación y pese a que constantemente denunciamos páginas web y se cierran, al mismo tiempo que se cierran unas, se abren otras”.


CASOS EXTREMOS CON RESULTADO DE MUERTE


Pese a que son enfermedades que a veces no se les da importancia, Pieri alerta de que en casos extremos pueden llegar a provocar la muerte.

La portavoz de la asociación hace hincapié en que “la anorexia está considerada como un trastorno grave de la alimentación donde se restringe la ingesta de comida, lo que genera una bajada muy importante de peso. La bulimia, por su parte, también es un trastorno alimenticio grave que se genera cuando, tras comer, se produce la purga del cuerpo, con vómitos, laxantes o diuréticos”. La anorexia, continúa Pieri se detecta “porque se constata que se está perdiendo peso, pero la bulimia es más complicado de hacerlo ya que los que sufren bulimia tienen un peso dentro de los parámetros normales y una IMC buena. La anorexia suele llamar mucho la atención, la bulimia no”.

La portavoz de la asociación balear subraya que estos trastornos alimenticios graves pueden llegar a crear confusión entre los padres pero sí que tienen un denominador común que es la baja autoestima. "Por la razón que sea no se quieren, son personas muy sensibles que quieren agradar, son buenos estudiantes, buscan la perfección en lo que hacen y buscan la perfección en su cuerpo. Su cuerpo ya no les gusta”, destaca.


NAVIDADES, UN CALVARIO


Las Navidades se convierten pues para algunos de estos adolescentes en un verdadero calvario donde tienen que ocultar lo poco que les agradan las comidas de Navidad y lo mucho que tienen que luchar para mantener su cuerpo como ellos lo desean.

La cura no es sencilla ya que su recuperación puede llegar a alargarse en algunos casos hasta los tres años si no se cura bien del todo. Pieri apunta que “solemos hablar de jóvenes a partir de los 10 o 12 años, pero también nos llegan personas de 45 o 50 años que tienen estas enfermedades desde hace muchos años, no han recibido tratamientos adecuados y estas enfermedades se ha convertido en un lastre para ellos”.

La unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria del hospital de Son Espases atiende a las personas que, bien por sus padres o bien ellos mismos, han llegado a la conclusión de que padecen estas enfermedades graves y que necesitan ser tratadas.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com