25 de mayo de 2020, 7:23:48
SUCESOS


La Policía detecta conexiones entre grupos de tráfico de drogas y robos en Playa de Palma

Por Redacción

La Policía Nacional y la Policía Local de Palma han detenido en la Playa de Palma por un delito contra el patrimonio por receptar material robado a un hombre de unos 40 años, de origen paquistaní, que manipulaba móviles de alta gama que habían sido sustraídos para poder volver a ponerlos en venta. Según fuentes de Jefatura, la dinámica descubierta refleja presuntas conexiones entre las personas dedicadas al tráfico de sustancias estupefacientes, los robos en las zonas turísticas y la introducción de nuevo en el mercado lícito de los objetos sustraídos, tras su tratamiento y blanqueamiento.


La detención llevada a cabo este jueves forma parte de la llamada operación "Beach combat" que comenzó en septiembre de 2019, cuando fueron detenidas 10 personas de una banda supuestamente se dedicada al tráfico de drogas en la zona del Arenal, ha detallado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

Las actuaciones desarrolladas por los investigadores a raíz de aquella fase inicial de la operación, con los 10 detenidos y la incautación de dinero y material robado, permitió descubrir que la banda ampliaba su campo de actuación al blanqueo de capitales e incluso al tráfico ilícito de móviles robados de alta gama.

En la segunda fase de la operación, los agentes encargados de la investigación realizaron el jueves un registro en un local de la Playa de Palma donde detuvieron al principal sospechoso que presuntamente se dedicaría a la receptación de móviles robados, su tratamiento y su puesta de nuevo en el mercado lícito tras eliminación de las huellas de su procedencia.

En el registro fueron incautados más de 70 teléfonos móviles, la mayoría de alta gama y otros efectos, y se descubrió un habitáculo oculto donde se podía tratar y modificar telefonía de última generación.

Muchos de los teléfonos intervenidos provienen de sustracciones y se ha podido localizar a los propietarios, la mayoría extranjeros, a través de los respectivos consulados.

La dinámica descubierta refleja presuntas conexiones entre las personas dedicadas al tráfico de sustancias estupefacientes, los robos en las zonas turísticas y la introducción de nuevo en el mercado lícito de los objetos sustraídos, tras su tratamiento y blanqueamiento.
Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com