5 de agosto de 2020, 14:45:08
EL INFILTRADO


Terrazas con riesgo

Por el infiltrado


El Ayuntamiento de Palma no es el único azote de las terrazas de bares y restaurantes. Desde que el pasado jueves entró en vigor la nueva ordenanza que prohibe los cerramientos y que obliga a retirar cada noche todos los elementos, son muchos los establecimientos que ven cómo el nuevo mobiliario -menos protegido ante las inclemencias del tiempo- es víctima del viento.

En algunas terrazas, las rachas de viento que se han producido los últimos días se han llevado por delante sombrillas y sillas, como muestra la fotografía. Los restauradores señalan que, en la mayoría de los casos, ha habido que sustituir el mobiliario anterior por otro nuevo más ligero que, no sólo ha supuesto un desembolso extra, sino que está más expuesto a la meteorología, ya que es menos pesado a fin de poderse transportar con facilidad una vez acabada la jornada laboral.

Esta circunstancia convierte las terrazas en terreno peligroso en caso de vendaval. La alternativa sería dotar a las sombrillas de sólidas y pesadas bases que, a su vez, harían más complejas las operaciones de poner y quitar el mobiliario cada día.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com