4 de abril de 2020, 15:13:49
EDITORIAL


Cuidar nuestros profesionales de la salud



Una crisis como la actual pone a prueba cualquier estructura de la administración, especialmente la sanitaria. En España, y en particular Baleares, el sistema sanitario está respondiendo con nota a la evolución de la pandemia, tanto por las actuaciones en marcha como por la capacidad personal de los profesionales que lo integran. Hay disfunciones, sin embargo, que empañan el buen desarrollo de la respuesta.

Así, este miércoles, cuando la cifra de contagiados en Baleares ascendía a 112 casos -14 de ellos profesionales sanitarios- la junta de personal transmitía por escrito al director general del Ibsalut, Juli Fuster, y al director gerente del Hospital Son Espases, Josep Pomar, su malestar ante la falta de información a los profesionales sanitarios sobre la crisis del COVID 19, en concreto en el Hospital universitario Son Espases. Critican el hermetismo de la dirección sobre este asunto a la vez que reclaman que se realice el test de detección de coronavirus a todos los profesionales que hayan estado en contacto estrecho con positivos. Otras fuentes del sector denuncian, también, la escasez de mascarillas protectoras.

Convendrá dar respuesta a este tipo de reclamaciones que no deberían deslucir la respuesta que, en comunidades como Baleares, se está dando a la pandemia. La reclamación se extiende a toda España, a todas las comunidades, donde los sanitarios piden más equipos de protección personal.

Baleares muestra un índice de contagio inferior al resto -especialmente al que sufren comunidades como Madrid, Cataluña o País Vasco-, aunque en próximas semanas se esperan "picos de contagio", como señaló la presidenta Francina Armengol, quien añadió que el sistema sanitario de las Islas está preparado para asumirlos. Desde el Govern se traslada un mensaje de tranquilidad y se asegura que todos los implicados cumplen con los protocolos marcados desde el Ministerio de Sanidad y desde el propio Govern.

El buen trabajo de los sanitarios es el mejor mensaje, por lo que cabe cuidarlos y atender sus demandas en la medida de lo posible. Ellos están en primera línea de la batalla que se libra para vencer la enfermedad y son necesarios gestos de reconocimiento que los reconforten; más allá de los aplausos diarios que de forma expontanea siguen produciéndose cada día.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com