24 de octubre de 2020, 8:02:36
PART FORANA

La multa por este incumplimiento será de 500 euros


Inca obliga a los propietarios de perros a limpiar los restos de orina de sus mascotas

Por Redacción

El Ayuntamiento de Inca ha aprobado, durante la celebración del Pleno ordinario del mes de mayo, la modificación de la ordenanza para la tenencia responsable de animales domésticos estableciendo que los propietarios de los perros estarán obligados a retirar los restos de orina de sus mascotas, aplicando una disolución de agua con vinagre común que tendrá entre el 20% y 50% de vinagre. El incumplimiento de esta ordenanza conllevará una multa de 500 euros.


El incumplimiento de esta norma comportará sanciones de hasta 500 euros en el supuesto de que los animales orinen en las fachadas de edificios o mobiliario urbano y no se retiren los restos de orina. Si no se cumple solo uno de estos supuestos, la multa es de 200 euros. En este sentido hay que recordar, que hasta ahora solo se obligaba a recoger los excrementos y que ya estaba totalmente prohibido que los animales orinaran a las fachadas o el mobiliario urbano.

Así mismo, conviene destacar que previamente a la modificación de la ordenanza se ha realizado una campaña informativa entre los propietarios de los perros para transmitirles la importancia de utilizar agua con vinagre para limpiar los orines de sus mascotas. “La respuesta de los propietarios de los animales, a los cuales se les entregaba una botella, ha sido muy positiva. Es importante realizar campañas de sensibilización y concienciación para conseguir el compromiso de los ciudadanos”, explica el regidor de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Bienestar Animal, Biel Frontera.

Esta modificación en la ordenanza para la tenencia responsable de animales domésticos está directamente relacionada con los últimos cambios que se han incorporado también a la ordenanza municipal de limpieza para obligar a los propietarios de los perros a limpiar los restos de orina. “Seguimos dando pasos para intentar mantener nuestra ciudad limpia y evitar, en este caso, también malos olores. Necesitamos la colaboración e implicación de todos y todas para conseguir mantener en buenas condiciones la vía pública y el mobiliario urbano”, señala la regidora de Servicios, María de Carmen Oses.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Inca ha establecido también dos nuevas infracciones para impulsar que los propietarios de perros pongan las medidas necesarias para evitar la fuga de los animales. La sanción mínima es de 300 euros y asciende a 600 euros en el supuesto de que la fuga del perro tenga afectaciones a manadas de ovejas o similar. “Con esta nueva modificación de la ordenanza damos respuesta a una reivindicación histórica del sector del campesinado. Nuestro objetivo es que estas sanciones tengan un carácter disuasivo para prevenir que las mascotas se puedan escapar y causar daños en la manada”, destaca Frontera.
Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com