15 de julio de 2020, 9:43:52
TRIBUNALES

En agosto de 2018.


Un año y nueve meses de cárcel a una mujer por maltrato físico y psicológico a sus hijos y su expareja

Por Redacción

Una mujer acepta un año y nueve meses de cárcel por maltratar gravemente a sus hijos y expareja. En un episodio empotró contra la pared al hijo menor, de seis años, y le puso un cuchillo en la frente. En otra ocasión lanzó una plancha en la cara a su expareja.


Una mujer ha aceptado este martes una condena de un año y nueve meses de cárcel por maltratar gravemente a sus hijos y expareja psicológica y físicamente.

En el juicio celebrado en la Audiencia Provincial, la defensa de la mujer ha llegado a un acuerdo con las acusaciones por el que se ha visto rebajada la pena que se le pedía. Así, la mujer se ha declarado culpable de los delitos de maltrato habitual, maltrato de obra y lesiones en el ámbito familiar.

En virtud del acuerdo alcanzado, la mujer ha admitido que sometió a sus hijos menores de edad a continuos insultos, con frases como "panda de gilipollas, sois subnormales como vuestro padre". También, que propinaba repetidas patadas al hijo menor y que los dejaba solos en el domicilio con frecuencia, incluso en horas nocturnas.

AMENAZÓ CON UN CUCHILLO EN LA FRENTE A SU HIJO DE SEIS AÑOS

El escrito conformado entre las partes detalla un episodio en concreto, en agosto de 2018, en el que la mujer cogió del cuello al hijo menor, de seis años, lo levantó del suelo y lo empotró contra la pared, al tiempo que le apuntaba con un cuchillo en la frente, aunque no consta que le causara lesiones.

También recoge otro episodio donde la mujer le lanzó a su expareja una plancha a la cara, le arañó el cuello y le espetó: "te voy a matar".

Dada la conformidad de las partes, la Sala ha dictado sentencia 'in voce', que se ha declarado firme. Además de la pena de cárcel, la mujer también ha sido condenada a realizar trabajos en beneficio de la comunidad y se le imponen órdenes de alejamiento respecto a las víctimas.

Igualmente, se le priva temporalmente del derecho a la tenencia de armas, y deberá hacerse cargo de las costas de la acusación particular.
Con todo, la mujer no ingresará en prisión ya que se le ha concedido la suspensión de la pena, por un plazo de tres años, con la condición de que cumpla con las medidas impuestas y además realice cursos de atención a la familia y la infancia.

Noticias de Mallorca.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.mallorcadiario.com