www.mallorcadiario.com

La Bahía de Alcúdia, en riesgo por los vertidos constantes de aguas fecales

Por Redacción
lunes 18 de febrero de 2019, 07:00h
En 2005 la calidad del agua de la Bahía de Alcúdia fue calificada como "regular". La situación en la actualidad es infinitamente peor y la plataforma ecologista Mallorca Blue lanza el SOS definitivo para actuar con urgencia en la zona dada la galopante degradación a causa de los vertidos de aguas fecales.

Al igual que en otros puntos de la isla -y muy especialmente en la Bahía de Palma- la insuficiente depuración de aguas hace que las que se vierten al mar a través de los emisarios, estén cargadas de residuos y nutrientes que favorecen, tal y como explica el vídeo, la propagación de algas

Los emisarios de Son Bauló son el foco de salida de toneladas de residuos y nutrientes urbanos y agrícolas que fomentan el crecimiento de microalgas mucilaginosas en la costa de Can Picafort. La zona, que recibe miles de turistas al año para disfrutar precisamente de sus aguas, está cubierta de estas especies y el problema, advierten, crece sin que nadie haga nada.

El vídeo de casi tres minutos difundido en sus redes sociales recoge diversas inmersiones acuáticas. En ellas se constata la expansión de macroalgas por el fondo marino así como el aumento de microalgas y filamentos mucilaginosos que hacen perder transparencia al agua.

Además, se dispara la amenaza a la posidonia, máxima garante de la oxigenación de medio marino y responsable del intenso azul que sirve, también, de reclamo turístico "Es un riesgo para el medio ambiente, las personas y la econmía".

La amenaza, dicen, es grave y por ello exigen inversiones serias en depuración. "El agua que sale de una depuración terciaria es cien por cien reciclable e incluso vertible al mar", indican.

Y todo ello, después de que la semana pasada los grupos del Pacte -PSIB, Més y Podem- votasen en contra de la iniciativa presentada por Proposta per les Illes para evitar los vertidos de aguas residuales, tratadas o sin tratar, en la bahía de Alcúdia. Los grupos de izquierda rechazaban una proposición no de ley de Proposta per les Illes para evitar los citados vertidos mediante la comunicación al Gobierno central de "la voluntad de que se estudie la posibilidad de la ampliación de cualquiera de las dos depuradoras existentes (Santa Margalida y Son Serra de Marina) en un radio de siete kilómetros de Can Picafort".

Para el PI, se trata de "una muestra de incongruencia de los grupos de izquierda" y creen que este cambio de postura es "fruto de una política poco transparente y poco sostenible medioambientalmente".

Melià defendió esta propuesta ante la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y recordó que los ayuntamientos de Santa Margalida, Alcúdia y Artà, junto con una serie de entidades ecologistas, se oponen a un nuevo emisario a la Bahía de Alcudia, ya que el vertido de aguas residuales "afecta negativamente a la conservación de las praderas de posidonia y supone desaprovechar el esfuerzo que se hace de tratamiento de estas aguas, que podrían ser reutilizadas para usos agrícolas o para el mantenimiento de las reservas hídricas ".

El diputado de El Pi recordó que el Gobierno del Estado está valorando y tramitando la posible construcción de un nuevo emisario submarino en la Bahía de Alcudia. "Una decisión que va contra la voluntad expresada por el Parlament balear en 2017, cuando se aprobó una iniciativa, en los mismos términos, para evitar los vertidos de aguas residuales a la Bahía de Alcudia".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios
Compartir en Meneame