www.mallorcadiario.com
Las mujeres de Baleares dedican a la vivienda un 10% más que los hombres
Ampliar

Las mujeres de Baleares dedican a la vivienda un 10% más que los hombres

sábado 09 de marzo de 2019, 09:00h

Las mujeres de Baleares dedican un 63,27 por ciento de su sueldo al pago de la hipoteca mientras que los hombrs destinan un 53,53 por ciento. La diferencia es mayor en el caso del alquiler, para el que las mujeres emplean un 75,16 por ciento y los hombres un 63,59 por ciento. Son datos de un estudio del portal pisos.com, que establece Estudioel sueldo medio de los hombres en las Islas en 1.940,57 euros y el de las mujeres en 1.641,88 euros.

La brecha salarial de género ha descendido 148 euros anuales, pasando de 5.941 en 2017 a 5.793 euros en 2018, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, el aumento de los precios sigue dificultando el acceso a la vivienda de las mujeres.

El análisis realizado por el portal inmobiliario pisos.com con motivo del Día Internacional de la Mujer, demuestra que ellas deben realizar un esfuerzo económico mayor. Este esfuerzo tiene lugar tanto si alquilan y se convierten en inquilinas (53,05 por ciento de sus ingresos frente al 41,20 por ciento de ellos) como si compran y pasan a ser propietarias (35,76 por ciento frente a 27,77 por ciento).

Para Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “una vivienda siempre tiene el mismo precio para el comprador, sea hombre o mujer, pero en el ámbito laboral, a igual preparación y experiencia, no se cobra lo mismo. Esta situación desprotege a las mujeres frente al acceso a la vivienda”.

El experto admite que la situación se agrava dada la tendencia al alza de los precios: “Las mujeres dedican más de la mitad de su sueldo a una partida tan fundamental como es el alquiler y esta realidad, a su vez, les impide tener cierto margen de ahorro para convertirse en propietarias”. El responsable del portal inmobiliario asegura que “la capacidad de endeudamiento de las mujeres ante una hipoteca se ve seriamente comprometida”.

Por comunidades, Extremadura es la única región en la que las mujeres pueden destinar al alquiler menos del 35 por ciento de sus ingresos mensuales (30,76 por ciento).

Las 16 comunidades restantes superan esa cifra y en algunos casos, incluso la media nacional del 53,05 por ciento. Madrid (80,51 por ciento), Baleares (75,16 por ciento), Cataluña (62,53 por ciento), Comunidad Valenciana (57,68 por ciento) y País Vasco (53,94 por ciento) son las regiones donde más complicado lo tienen las mujeres para pagar el alquiler.

Por su parte, los hombres solo son incapaces de cumplir la recomendación en siete regiones: Baleares (63,59 por ciento), Madrid (64,63 por ciento), Cataluña (47,87 por ciento), Canarias (47,49 por ciento), Comunidad Valencia (44,71 por ciento), País Vasco (40,76 por ciento) y Andalucía (37,11 por ciento). En el caso de la compra, son siete las autonomías que exigen un esfuerzo económico por encima del recomendado: Baleares (63,27 por ciento), País Vasco (48,94 por ciento), Madrid (46,16 por ciento), Canarias (42,98 por ciento), Cataluña (42,55 por ciento), Andalucía (38,19 por ciento) y Cantabria (36,55 por ciento).

Castilla-La Mancha (21,01 por ciento) es la comunidad donde las mujeres gastan menos en la cuota hipotecaria, un total de 318,85 de los 1.517 euros mensuales. Otras regiones con porcentajes razonables son Extremadura (24,70 por ciento), Murcia (26,31 por ciento), Navarra (27,24 por ciento) y Aragón (28,13 por ciento). En cuanto a los hombres, Baleares (53,53 por ciento), Madrid (37,06 por ciento), Canarias (37,01 por ciento) y País Vasco (36,99 por ciento) son las únicas comunidades donde tienen que invertir en la hipoteca un porcentaje superior al recomendado. Ante estas diferencias, mientras los hombres necesitan 4,72 años de sueldo anual íntegro para hacer frente a una hipoteca tipo de 122.472 euros3,5, ellas necesitan 6,08 años para convertirse en propietarias de una vivienda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Las mujeres de Baleares dedican a la vivienda un 10 por ciento más que los hombres

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    191097 | Que asco das - 09/03/2019 @ 12:24:34 (GMT+1)
    Ferran font, trabajo en inmobilairia y voy a recomendar quitar la cartera de anuncios a todos los hombres que se dedican a inmobiliaria de tu portal. Eres un planchabragas que habla sin saber para quedar bien delante de las femirojas de turno. Tu portal daba asco, pero contigo aun más. El techo de cristal es parte del lavado de cerebro de socilogia marxista que inculcan las periodistas y periodistos a diario, como buenos siervos del pensamiento único hembrista impuesto en la sociedad.
    191096 | Mentiras casposas y hembristas - 09/03/2019 @ 12:15:55 (GMT+1)
    Como puede ver cualquiera que lea con atención las estadísticas del INE, sus datos no miden esto. No hablan del mismo trabajo, ni de personas con la misma educación, experiencia, etc... Hablan de salarios medios, de todos los hombres y mujeres, o en su caso de todos los de un territorio, o un grupo grande definido por la sección de actividad u otros criterios. De hecho, por ejemplo, las mujeres están sobrerrepresentadas entre las personas que trabajan a tiempo parcial, y claro, estas cobran menos que las que trabajan a tiempo completo. Y resulta que si miramos el salario por hora, la brecha salarial ya no es del 23% sino del 16,3%. Casi un tercio de la diferencia salarial se explicaría, por tanto, por el número de horas trabajado. Por todo ello, es perfectamente posible que la inmensa mayoría de las empresas en España paguen igual por igual trabajo a hombres y mujeres, y que eso sea compatible con que el salario medio de las mujeres sea bastante más bajo que el de los hombres, porque ellas no hacen los mismos trabajos que ellos, ni trabajan las mismas horas. Es decir, que podría haber desigualdad salarial sin que hubiera discriminación salarial, o siendo esta bastante pequeña. En definitiva, sí, hombres y mujeres ganan, como media, sueldos distintos. Pero no sabemos realmente cuánto se debe a discriminación salarial, (personas que haciendo lo mismo cobran distinto), cuánto a discriminación laboral (que a igualdad de condiciones las empresas elijan a hombres para puestos de más sueldo), y cuánto a características de los propios trabajadores, que hacen que haya más o menos hombres y mujeres interesados y capacitados para diferentes trabajos. Si hay menos mujeres con estudios de ingeniería, por volver al ejemplo de arriba, lógicamente habrá menos mujeres con trabajos que requieren esa cualificación, y que están bien pagados. Dentro de los estudios de FP, no es lo mismo un estudio de administrativo, que de mecánica del automóvil, o de peluquería. Cada uno de ellos tiene sueldos distintos, y la proporción en ellos de hombres y mujeres es diferente. Naturalmente, a su vez, nos podríamos preguntar por qué hay menos mujeres ingenieras, o mecánicas de automóvil. O por qué en promedio el peso de familia y trabajo es distinto en las prioridades vitales de hombres y mujeres. En qué medida se debe a inclinaciones naturales diferentes y en qué medida se debe a la influencia de la cultura y la educación, de las expectativas creadas en los niños y niñas por la familia, la escuela y en general el entorno social. Es el debate que en inglés se representa con la frase hecha "nature vs nurture", y que en español podemos traducir como "naturaleza frente a educación" o "lo innato frente a lo adquirido".

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.