www.mallorcadiario.com
Matt Fizpatrick hace historia en Brookline

Matt Fizpatrick hace historia en Brookline

Gana el US Open y es el único jugador junto a Nicklaus en haber conseguido el torneo amateur y el profesional en el Country Club.

El inglés Matt Fizpatrick, 27 años, ya había vencido en 2013 en el USAmateur, y repite en 2022 como profesional en un evento en el que no entraba en las quinielas pero ha sido el jugador más sólido en las cuatro jornadas, el que tuvo menos altibajos.

La victoria del inglés prolonga el dominio europeo tras el triunfo de Jon en 2021 y significa también el primer major para uno de los caddies históricos, ayudante de iconos como Westwood, Tiger o Ballesteros, Billy Foster consigue la gloria, tras 40 años con la bolsa a cuestas, con el chico de Sheffield.

Vamos con la última ronda.

El partido estelar, Zalatoris y Fizpatrick, comenzaron su última ronda cuando el número 1 del mundo Scottie Scheffler ya andaba desatado, cuatro birdies tras seis hoyos. Scheffler buscaba su quinta victoria de la temporada y su segundo grande tras el Masters.

Las condiciones climatológicas favorables difuminaban la dureza del campo. El de Ridgewood parecía imparable.

Zalatoris, el mejor en los grandes en las últimas temporadas (en los últimos ocho grandes suma tres segundos puestos, Masters 2021 y PGA 2022, dos sextos y un octavo) comenzó con dos bogeys que le hicieron bajar posiciones y que hizo pensar a más de uno que se estaba desinflando.

Fizpatrick mantenía su regularidad y aprovechó para ponerse en cabeza cuando Scheffler encadenó dos bogeys al 10 y 11 y bajó algo el nivel en los golpes a green dejando las bolas más cortas.

Pero el inglés falló en los mismos hoyos que Scheffler y el partido se igualaba de nuevo.

El 15, el hall del exigente final del Country Club, retrasó a Zalatoris. Fitzpatrick, en cambio, embocó un putt cuesta abajo de cuatro metros y se vio con dos de ventaja sobre Wil a falta de tres hoyos y uno sobre Scheffler, que había reaccionado en el fácil hoyo 17 haciendo birdie.

Zalatoris aún hizo un último birdie en 16, par 3, con un hierro que se frenó a dos metros de la bandera, mientras el inglés salvaba el par.

Scheffler era líder en Casa Club con -5. Fizpatrick abordaba ese último hoyo con uno de ventaja sobre Scottie y Wil Zalatoris.

El primer tiro de Fitzpatrick fue a un búnker. No era un golpe difícil pero tampoco fácil al estar la bola cercana a una isla de hierba en el centro del búnker. Foster y Fizpatrick no tenían no obstante un semblante de preocupación. El inglés se jugó un disparo prácticamente recto desde la arena directamente al trapo, como si nada. Golpazo.

Se dejaba un putt cuesta abajo. Zalatoris dejó la bola algo más cercana al hoyo, en una línea similar.

El putt de Matt, defensivo, quedó dado e hizo par. Zalatoris vió la caída del tiro del inglés y necesitaba el birdie para salir a play off. Su putt acarició el hoyo pero no entró. Fizpatrick era el nuevo ganador del US Open.

El triunfo encumbra a una nueva figura en el concierto internacional. Un jugador recio, fiable, bastante inexpresivo, que no va muy largo pero que ha ganado distancia los dos últimos años y que patea con la bandera puesta y es un killer en los greenes.

Sólo 10 jugadores acabaron por debajo del par, una cifra tolerable para la USGA y para un US Open. La USGA no se ensañó pensando que el viento y las condiciones climatológicas harían el resto.

Jon Rahm, defensor del título, no tuvo opciones en ningún momento y fue el peor de todos los aspirantes al título. No fue el Jon combativo de los domingos. No estuvo certero con los tiros a green y tampoco encontró ese feeling con el putter. Un solo birdie al 11 (par 3 corto) y cinco bogeys para +4 al día le sacaron del Top 10.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame