www.mallorcadiario.com

Hitler abusaba de las drogas

jueves 29 de agosto de 2013, 13:07h
hitler

Un documental de la National Geographic, "Nazi Underworld - Hitler's Drug Use Revealed", revela la impactante historia de abuso de drogas de Hitler sobre la base de los registros recién descubiertos y cartas de su médico personal Theodore Morell.

El diario inglés The Mirror cita cartas y registros médicos que cuentan que el Führer consumía un cóctel de más de 80 fármacos, que incluían anfetaminas, morfina e incluso veneno para ratas. A su vez, según informes de su médico personal, Hitler recurrió a la cocaína para aliviar dolores del pecho y de garganta.

Como el autoproclamado padre de la "raza superior", Adolf Hitler tenía que ser el epítome de la virilidad masculina.

Si el Tercer Reich iba a gobernar el mundo el líder supremo necesitaba mostrar a sus seguidores que era el espécimen perfecto de salud física y mental.

Pero para un hipocondríaco, depresivo maníaco, con los genitales al parecer deformados por el Parkinson era más bien una tarea difícil.

Morell, su médico le administra un cóctel de más de 80 fármacos diferentes, tónicos y tratamientos con morfina y barbitúricos.

La pregunta que preocupa a los historiadores de todo el mundo es si estos medicamentos juegan parte en la transformación de un megalómano en un genocida, asesino de masas.

"No se trata de saber si Hitler era un adicto a las anfetaminas o no, sino que Hitler tenía un trastorno bipolar y las anfetaminas lo empeoró.”

"Ese es el tema central. Esto nunca se ha descrito antes y explicaría mucho sobre los cambios de Hitler entre los años 1930 y 1940."

Los informes muestran también que Hitler aspiró cocaína en polvo para "limpiar sus senos paranasales y aliviar la garganta" y utilizar gotas oculares infundidas con 10% de cocaína.

Pero como él comenzaba a hacerse adicto su dosificación tuvo que ser reducida.

Morell también dio a Hitler inyecciones virilidad que contienen extractos de las glándulas de la próstata o los testículos de toros jóvenes para aumentar su deseo sexual para poder mantenerse al día con las exigencias de su amante, Eva Braun, quien era 23 años menor que él.

Otra forma temprana de Viagra recetado por el médico de Hitler fue una inyección de semen de toro.

Hans-Joachim Neumann, autor de un libro llamado “Was Hitler Ill?” explica: "Apenas 48 horas antes de su muerte, Hitler dictó su testamento, tan lúcido y alerta como siempre. Sus capacidades mentales eran normales ".

Neumann agrega: "Los Judíos no fueron exterminados porque Hitler estaba enfermo, sino porque la mayoría de los alemanes siguieron sus decisiones. Hitler siempre supo lo que estaba haciendo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios