www.mallorcadiario.com

La vigencia del Fomento del Turismo

sábado 07 de diciembre de 2013, 09:48h
Esta semana se ha celebrado con gran solemnidad la tradicional gala anual del Fomento de Turismo. Hn sido premiados, entre otros, Marilén Pol, expresidenta de la Federación Hotelera, a título póstumo; Juan Miguel Caldentey, por su trayectoria profesional; el editor Pere  A. Serra por los cincuenta años del Majorca Daily Bulletin; Oscar Mayol, por el centenario del tranvía de Sóller al Port, y mossèn Bartomeu Veny por sus conciertos en la Seu. Se trata de trayectorias profesionales y humanas de extraordinaria relevancia. Han contribuido a engrandecer la imagen de Mallorca y el reconocimiento que han recibido refleja también el espíritu del Fomento del Turismo, una entidad sin la cual se puede comprender el gran desarrollo vivido por la primera y fundamental industria de la isla.

Capitaneado en la actualidad por Eduardo Gamero, el Fomento se está relanzando y superando los años duros de la crisis, que han afectado a todas las instituciones.

De hecho, el Fomento es de alguna manera el reflejo de la Mallorca, que vuelve a dar decididos pasos hacia adelante tras vencer, con constancia y coraje, la difícil prueba de la depresión económica. Una vez más se ha demostrado que el turismo está enraizado en el corazón de los mallorquines y forma parte inseparable de su personalidad.

Cuando otros sectores productivos no han podido soportar los golpes de la pésima coyuntura internacional, el turismo y la gran  órbita social e institucional que le envuelve han demostrado su solidez. Poco a poco, Mallorca y el conjunto de las Baleres vuelven a sonreir al comprobar que los millones de visitantes que llegan cada año mantienen su fidelidad hacia nuestro destino vacacional  como una de las ofertas más consolidadas del planeta.

No estamos ante una casualidad o un golpe de suerte. Todo lo contrario. Detrás de esta solidez de la estructura empresarial y laboral balearse encuentran décadas y décadas de intenso trabajo por parte de centenares de miles de isleños. Cada uno en su puesto, cada uno decidido a dar lo mejor de sí mismo.

La gala del Fomento de Turismo reflejó ambiente, este afán de lucha y de no rendirse jamás. Honró a algunos de los hijos más destacados de Mallorca. Y miró al futuro, como ha hecho siempre esta entidad, emblema de una comunidad que sabe ser modélica incluso en sus horas más difíciles.
Compartir en Meneame