www.mallorcadiario.com

El Consell retoma el pulso

martes 31 de diciembre de 2013, 09:53h
Con un incremento del 7,8% y la decidida intención de sus dirigentes de reimpulsar la institución, los presupuestos del Consell de Mallorca de cara al año que viene mueven a una cierta esperanza. Los principales esfuerzos se dedicarán a política social y a ayuda a los Ayuntamientos. Parece que esta vez va en serio que el Consell saldrá de la relativa parálisis en que se ha movido los últimos años. Es harto sabido que su equipo de gobierno, presidido por Maria Salom, ha presionado todo lo que ha podido y más al Consolat para poder tener un cierto margen de maniobra. Para eso hacen falta recursos y, por fin, parece que la institución experimenta ahora un cierto desahogo. En realidad, se trataba de una cuestión de vida o muerte para sus actuales responsables. El 2014 es año preelectoral. O hacen un esfuerzo en este ejercicio o las urnas les pueden pasar factura en la primavera del 2015. Durante mucho tiempo se ha extendido la sensación de que el Consolat había hecho a un lado al Consell. Incluso llegó a ser considerado un instrumento a extinguir prácticamente a medio plazo. La deuda del Govern hacia la institución insular ha llegado a superar los 300 millones de euros. Con tan escasísimo margen de maniobra, corría el riesgo de caer casi en la inoperancia. Sin embargo, Maria Salom y los suyos han hecho un gran esfuerzo de autoestima. El resultado es que habrá nuevas inversiones en infraestructuras, se ampliará la ayuda a los que más lo necesitan y los ayuntamientos, también ya cerca de las elecciones, tendrán más apoyos. Le corresponde ahora a Maria Salom desarrollar toda la maquinaria que tiene a su alcance. No hay que olvidar que, incluso con la mejora, los recursos son muy escasos. La presidenta asegura que estos presupuestos eliminan los gastos superfluos y priorizan los objetivos de importancia. Habrá que ver si la gestión final es la óptima, porque una isla castigada por el paro y por la crisis necesita las máximas ayudas posibles, sobre todo los sectores sociales más empobrecidos o que precisan más ayudas. Aumentar ahora la política social es básico de cara a los próximos comicios. Y aunque el Consolat no haya mimado al Consell de Mallorca, a partir de ahora es fundamental si el PP aspira a mantener una base electoral que le permita retener la mayoría absoluta. Para su partido, Maria Salom y su equipo son ahora importantísimos. Al menos el 2014 podrán hacer política a nivel de calle sin tener los pies lastrados por la falta de recursos.
Compartir en Meneame