www.mallorcadiario.com

Olor a libro, Editorial Moll

lunes 20 de octubre de 2014, 08:49h

Uno de los placeres del lector es abrir las páginas de un libro nuevo, olerlo, tocarlo, hacerlo tuyo.

La editorial Moll cierra sus puertas. Una muesca más en un sombrío panorama cultural. O tal vez una prueba, otra más, de cómo soplan vientos de cambio. En general.

Es triste y lamento profundamente el fin de una etapa editorial que nos ha acompañado nuestras lecturas, esto es, nuestra libertad. Una industria, otra, que no consigue superar la epidemia que sufrimos los consumidores y fomentan los poderes opacos.

Aunque una cosa no exime a la otra, tal vez sea el momento de plantearse otras opciones. Me refiero a la rapidez que circula por la red tanto la literatura, como la música. Lo hace a precios más asequibles. Lo otro, es piratería, robo. Aunque lo hemos hecho todos alguna vez, sabemos ser políticamente correctos y callar cuando conviene.

Si no llegamos a fin de mes, cómo vamos a comprar libros y música. Todos sabemos lo que cuesta la cultura. Nos la tienen prohibida a la mayoría de la población. Y si siendo legales incluso, podemos conseguirla a precios más asequibles, no lo haremos?. Incluso podemos pasar la línea, por interés.

Bien, pues planteemos que ha llegado el momento de abrir puertas, de adaptarse a la realidad, y aceptar que esto también ha cambiado. ¿ Se pueden bajar los precios de los libros o de los discos?

Si la industria entre creadores y consumidores es la que se hace con los beneficios, la que se enriquece habrá que replantearse el plan de negocio.

Lo único claro es que no podemos dejar de comer, ni de consumir cultura. Es imprescindible para crecer como personas, y así hacer grande a nuestra sociedad.

Si no podemos acceder a cubrir las necesidades más básicas estamos siendo sometidos. No lo estamos consintiendo, se está armando una sociedad con ganas de tomar las riendas del cambio. Están derrumbándose los viejos pilares, hoy podridos y a la vista de todos, ante los ojos de una sociedad con la mente clara y el corazón dolido. Y ahí, a la editorial Moll y a tantos agentes culturales, hay que rendirles tributo, porqué sin ellos no estaríamos preparados para continuar con una parte de su trabajo.

Gracias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios