www.mallorcadiario.com

El 65% de los alumnos de Balears cursa religión según el IPFB

martes 10 de marzo de 2015, 15:02h

asignatura-religion


El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha informado de que el 65 por ciento de los alumnos de Baleares cursan la asignatura de Religión, de acuerdo al último informe estadístico del Ministerio de Educación.


   "Algunos entienden que el mismo hecho de que se imparta Religión Católica en los centros públicos contradice la neutralidad religiosa del Estado", asevera la entidad en un comunicado, en el que apunta que, según este planteamiento, "lo único democrático sería derogar el concordato con la Santa Sede de 1979".

A juicio del IPFB, la imparcialidad religiosa del Estado "no queda comprometida por el hecho de que se impartan clases de una religión en los colegios públicos, siempre que estas sean opcionales y no enseñen valores contrarios a la convivencia pacífica".

"Tampoco por que sea la autoridad eclesiástica correspondiente quien fije los contenidos de la asignatura o la idoneidad de los profesores; al contrario, esto -que algunos consideran una intromisión de las jerarquías religiosas- salvaguarda la aconfesionalidad del Estado: si éste decidiera qué doctrina aprenden los estudiantes, la separación entre Iglesia y Estado sería muy borrosa", abundan desde el Instituto.

Para la entidad, otra forma de comprobar que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) "no vulnera el principio de imparcialidad" pasa por comparar las disposiciones referentes a la religión católica e islámica, éstas últimas publicadas en el BOE del 11-12-2014: "la justificación de que existan estas clases para los alumnos de centros públicos que las pidan es la misma en ambos casos, igual que la delegación en la autoridad religiosa competente para fijar los contenidos y los criterios de evaluación".

Por lo tanto, añade, "los contenidos de la asignatura los fije la autoridad religiosa correspondiente no daña la aconfesionalidad del Estado, la protege".

En esta misma línea, el IPFB rebate que se haya criticado el supuesto carácter "adoctrinador" o "catequético" de la asignatura en la Lomce, a lo que responde que los currículos recientemente publicados señalan que la materia, "lejos de una finalidad catequética, ilustra a los estudiantes sobre la identidad del cristianismo y la vida cristiana".

"Para ello, es imprescindible adoptar la interpretación que la tradición católica ha hecho de su fe; de otra forma, no sería una clase de religión católica, y se estaría traicionando a los padres que han elegido esa materia para sus hijos", recalca.

Finalmente, justifica que el hecho de que las clases incluyan la explicación de las principales oraciones cristianas "es igualmente lógico, ya que estas fórmulas suponen una expresión histórica de la fe y resumen su contenido". "Otra cosa sería obligar a los estudiantes a rezarlas, o evaluarlos por si lo hacen o no, pero esto ni la Conferencia Episcopal lo ha propuesto nunca ni está en el programa", sentencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios