www.mallorcadiario.com

12,5 años de cárcel para el acusado de matar a Juan Mascaró

jueves 30 de abril de 2015, 18:44h
Jaime-Mascaro

La magistrada presidenta del jurado popular encargado de juzgar al acusado de matar con un cuchillo de cocina y un hacha al empresario menorquín Juan Mascaró, pareja sentimental de su exmujer, en enero de 2013, le ha condenado a doce años y medio de cárcel por un delito de homicidio, con la agravante de abuso de superioridad y una atenuante de confesión.

La sentencia, recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), prohíbe asimismo al condenado aproximarse a una distancia inferior a 500 metros o comunicarse con las hijas de la víctima, durante 17 años, así como con sus parejas y sus hijos, durante diez.

El procesado, Cristóbal Carlos T.G., fue la semana pasada declarado culpable de homicidio, tras lo cual la Fiscalía solicitó 12 años de prisión para el acusado mientras que, por su parte, la acusación particular, ejercida por los familiares de la víctima, pedía 15 años de cárcel. La  defensa del procesado reclamaba la pena mínima de cinco años.

Durante su declaración en la vista oral, el procesado aseguró que todo sucedió de forma "accidental" y que no tenía intención de matar al empresario.    Según alegó, se topó con su víctima por casualidad cuando iba con su coche y, tras colisionar fortuitamente con la moto de Mascaró, comenzaron a forcejear con un cuchillo que el inculpado sacó de la guantera para defenderse de los golpes que el empresario empezó a propinarle con el casco.

Según alegó, se topó con su víctima por casualidad cuando iba con su coche y, tras colisionar fortuitamente con la moto de Mascaró, comenzaron a forcejear con un cuchillo que el inculpado sacó de la guantera para defenderse de los golpes que el empresario empezó a propinarle con el casco.

El acusado, quien se encuentra en prisión preventiva desde entonces, recordó que tras la pelea acudió al cuartel de la Guardia Civil de Es Mercadal (Menorca) "lleno de sangre", con la cara manchada, preguntando con quién tenía que hablar puesto que le acababan de "atacar".
"Les dije que me pinchó un tío, a quien después pinché yo, pero que no sabía lo que pasó", relató. Las acusaciones consideran sin embargo que, desde el principio, la intención del procesado era acabar con la vida del empresario.

En concreto, los hechos tuvieron lugar sobre las 15.00 horas del 17 de enero de 2013, cuando en la Avenida Son Morera de Ferreries (Menorca), colisionó hasta en dos ocasiones su vehículo con la moto que conducía la víctima, de 67 años y fundador de 'Calzados Ferreries', hasta que le hizo caer al suelo.

La Fiscalía apunta que, a continuación, el presunto homicida bajó de su vehículo con el cuchillo y el hacha y, con la intención de acabar con su vida, comenzó una pelea con el empresario hasta que, como consecuencia de las múltiples heridas que le provocó, sufrió un neumotórax con insuficiencia respiratoria que le ocasionó la muerte.

No obstante, el acusado, a preguntas de las partes, negó que su intención fuese matarle, asegurando que actuó en defensa propia: "No quería matarle, pero tampoco quería que él me matara a mí. Yo me veía muerto", afirmó.

El procesado reconoció, no obstante, que llevaba años diciendo que "me lo quería cepillar" -algo que sabía "hasta el alcalde"- y que esa misma mañana así lo comentó en un bar.

Por su parte, el letrado de la acusación particular, Jaime Campaner, sostiene que en este procedimiento no hubo confesión por parte del acusado puesto que éste "no fue veraz" al acudir al cuartel de la Guardia Civil y al decir que "tuvo un accidente cuando en realidad se encontraba a cincuenta metros de la casa de la víctima y había estado anunciando durante dos años que le iba a matar".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios