www.mallorcadiario.com

Neurociencias y elecciones

miércoles 13 de mayo de 2015, 10:56h
Puesto que es evidente que  la vida no puede ser controlada, (lo siento por los obsesivos), nuestro reto y tarea es aceptarla  en la incertidumbre que suponen sus riesgos, ya que solo así puede ser vivida convenientemente. El ser humano subestima el riesgo, probablemente para no vivir en un sin vivir, para liberarnos de pasar pena y agonía y para acompañarnos de una ilusoria sensación de seguridad y control. Estamos siempre en la búsqueda del antídoto contra la angustia, que siempre es proyectiva y que muchas veces anticipa el futuro de una manera negativa. De ahí que el reto de vivir en el presente, en el aquí y ahora, se impone como una forma de vivir conscientemente y como un método de  reset   y bienestar emocional.

Nunca hay que añadirle leña al fuego.  Siempre hay que limitar, en lo posible, los daños colaterales en nuestra gestión de la incertidumbre. Tenemos que aprender a hacer una correcta gestión de riesgos, tomando  decisiones razonables y prudentes. La prudencia es hacer lo correcto, tras un proceso deliberativo, en el momento adecuado. Debemos exigirnos  tomar las decisiones mas optimas. Cada nueva elección está marcada por las elecciones anteriores y  por el contexto, siendo el desarrollo ideal aquel en que la persona consigue utilizar a su favor las distintas experiencias vitales. Es decir hay que aprender de los errores. La neuroplasticidad nos permite modificar nuestras creencias desadaptativas.

Las decisiones prudentes  revelan una buena salud cognitiva y emocional. La imprudencia, la impericia y la negligencia, por el contrario son el resultado de un desajuste entre el GPS cerebral, los magníficos lóbulos  frontales y el sistema limbico, patria de  las emociones. Los  lóbulos  frontales son el Ceo del cerebro, capaces de tomar una visión panorámica de todas las demás funciones cerebrales y de coordinarlas. Es el director de orquesta que coordina todo el conectoma o red cerebral. La evolución cerebral  ha diseñado el gran desarrollo de los lóbulos frontales, que acoplado al desarrollo de las áreas del lenguaje, nos ha permitido el proceso de la civilización, cuyo adn es la cultura.

El lóbulo frontal es el líder de la intencionalidad y del juicio. Es decir de las funciones mentales superiores integradas. Evidentemente es el Messí del cerebro. Pero no juega solo ya que es singularmente rico en conexiones con diferentes partes del cerebro, que funciona como un cableado electroquímico perfecto. Pero los seres humanos somos seres emocionales y muchas veces las decisiones son emocionales antes de ser racionales.

Por otra parte  sabemos que el hemisferio derecho esta especialmente  equipado para tratar situaciones  y soluciones nuevas  y el lado izquierdo del cerebro para tareas u procesos rutinarios. Si todo funciona bien hay una circulación continua de información y de comprensión desde el derecho al izquierdo. Es decir, como dice, Golberg, “la transición de novedad a rutina, es el ciclo universal de nuestro mundo interior”. Quien lo diría el hemisferio derecho es el progresista y el izquierdo es el conservador.

Pasemos de la neurociencia a la politica.Es una lastima que esta conexión  ínter hemisférica  no se extrapole a los pactos políticos. Si todo esto lo contextualizamos en nuestro escenario político, en mi criterio que el PP y el Psoe no lleguen a pactar, por el interés general se debe mas a las características psicológicas de las  personas que los lideran, a sus déficits en la reflexión deliberativa  (algunos de ellos son auténticos analfabetos deliberativos), a una misión  inmediata orientada a tener poder, a una visión egocéntrica y partidista que impera sobre el interés común, a una inercia ideológica desadapativa que les impide afrontar  creativamente los retos del presente y futuro y a una inmadurez psicológica e irresponsable que les hace subestimar el riesgo de Governs de personalidad múltiple sin haber aprendido de las frustrantes experiencias pasadas. La emergencia de partidos teloneros (alguno de ellos figura en ciernes y no me refiero a Podéis, como dice  el genial Arcadi  Espada) , van a ser imprescindibles, ejerciendo de muletas,  para  la gobernabilidad  futura. Otra cosa sera la gobernanza.

Esto nos plantea a los votantes, una necesaria deliberación interna para tomas decisiones prudentes.  Ya saben que en la vida hay opciones y no respuestas. Mes que mai hay que tomar decisiones razonables. En la forma y en el fondo se configuran dos bloques: un Govern de personalidad múltiple de izquierdas  que generara mas incertidumbre y sobre todo impuestos  y un bipartito, o como mucho, tripartito que seria una coalición de centro derecha con menos radicalidad.

. A Bauza, cuyo uno de sus principales valores ha sido la exclusión de imputados, no le será complicado pactar con el emergente e ilusionante Ciudadanos. El pacto con el PI también podría aportarle ciertos mecanismos correctores en algunos temas, en los que el PP se ha escorado  y le daría sinergias muy productivas en el ámbito económico.

Bien nos jugamos mucho. No opten por pluses de incertidumbre que afectara su salud mental y psicosocial.  Conecten bien su cerebro con las tripas. Ojala los idus de marzo les proporcione una buena conexión fronto-limbica. Sean prudentes, útiles y eficientes. Reconsideren pasar del voto al veto o la abstención por mucho que se lo pida el cuerpo. Decidir bien previene la quejorrea posterior.. Los que prometen el cambio son viejos perros con nuevos collares. Penalicen la impostura, que como ustedes saben, no resuelve lo que no se es. No solo es la economia son los impuestos .............

Sugerencia gastronómica en Manacor

El lunes pasado me desplace al hospital de Manacor, para anunciarles la buena nueva de la carrera profesional al colectivo medico. Para celebrarlo después fuimos al restaurante Moli d´en Sopa (carretera a Porto Cristo). Fue una magnifica y sorprendente experiencia gastronómica. Fue un chute de dopamina colectiva. La amabilidad del personal y su saber estar es sobresaliente. La música new age que nos acompaño durante la comida fue muy agradable. Pero la manduca fue de matricula de honor.

Comimos el menú de la casa, por un precio muy razonable. Nos fiamos de las sugerencias de  Alfonso, el maître, desde hace siete meses. Todos los comensales estuvimos de acuerdo que  era un gran fichaje.  Carpaccio de gambas rojas  con salicornia y aceite de lima y romero, gyozas de pollo con carbonara de Jamón ibérico, huevos rotos con erizos de mar, salicornia y espuma de patatas, canelones de confit de pato y foie gras con salsa de setas, pulpo a la parrilla con cremoso de patatas y aceite de pimentón de la vera, lomo de bacalao baja temperatura con jugo de trompetas de la muerte y medallón de solomillo de vacuno mayor a la parrilla con bogavante plancha.

Todavía seguimos hablando de lo bien que comimos. Eso es lo que pasa con las buenas comidas, que disfrutas cuatro veces: cuando comes, cuando lo recuerdas, cuando anticipas placenteramente cuando volverás a ir y cuando lo cuentas a los amigos. Excelente   fue la degustación de aceites  con diversas sales y el pacharan obsequio de la casa. Precio el justo. Además pudimos visitar el molino  que esta muy bien restaurado. Se lo recomiendo, el desplazamiento merece la pena.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios