www.mallorcadiario.com

Armengol defiende "la experiencia y capacidad" del Síndic Toll Messía

martes 04 de agosto de 2015, 13:24h
sindics-armengol

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha asegurado hoy que la función de la síndics de la Sindicatura de Comptes es fiscalizar, pero "estos nuevos tiempos exigen que su trabajo también sirva de brújula ética de quienes deben administrar y gestionar el dinero público con un extremo cuidado".

Armengol ha realizado estas declaraciones en la toma de posesión de Joan Roselló y Villalonga como síndico mayor de la Sindicatura de Cuentas de las Islas Baleares, quien ha defendido en su discurso la experiencia y capacidad de sus otros dos compañeros, Fernando Toll Messía y Bernat Salvà.

Roselló ha agradecido la confianza depositada en él para el desempeño del cargo y ha incidido en que sus otros dos compañeros tiene la capacidad para desarrollar este mismo trabajo que le ha sido encomendado a él "con la misma profesionalidad".

El nombramiento de Toll Messía como síndico de Cuentas, cuyo nombre fue propuesto por Podemos, ha sido cuestionado por el PP que ha pedido un informe jurídico que determine si cumple los requisitos establecidos para ocupar este puesto.

Armengol ha señalado que la gestión de este dinero público por parte de las administraciones baleares debe ser "prioritariamente para asegurar el estado de bienestar y la recuperación de los derechos y servicios" de la ciudadanía balear, que se debe hacer "desde el máximo respeto a la normativa vigente y el interés general".

Ha recordado que su Govern ha creado la Conselleria de Transparencia y Participación Ciudadana como parte del compromiso con la sociedad "en sus reclamaciones" para un mayor control de la gestión pública.

El Estatuto de Autonomía, ha añadido, señala otros mecanismos también para llevar a cabo esta función, en el que tiene "un papel fundamental" la Sindicatura de Cuentas, en el marco del sistema democrático.

"La función de la Sindicatura es fiscalizar pero estos nuevos tiempos exigen que su trabajo también sirva de brújula ética de quienes debe administran y gestionar el dinero público con una extrema cuidado", ha destacado.

Armengol ha deseado coraje a la Sindicatura de Cuentas para trabajar "por una mayor transparencia" con el fin de "poner luz a la realidad de las islas" y la rendición de cuentas que merece la ciudadanía de Baleares.

La presidenta de las islas ha dado la enhorabuena a los tres síndicos elegidos y de forma especial a Roselló, y les ha deseado "mucha suerte, fuerza y rigor en el trabajo que le han encomendado". Ha incidido en que la capacidad de Roselló "está fuera de dudas", así como sus méritos y experiencia son valorados" tanto por las instituciones como por los grupos parlamentarios que le ha ofrecido su apoyo.

"Su prestigio profesional es reconocido y lo convierte en la persona idónea", para asumir el cargo de síndico mayor, ha resaltado la mandataria.

Por su parte, Roselló ha abogado por cambiar "lo que no funciona" dentro de la Sindicatura y por mantener "lo que funciona", ya que considera que este órgano "se debe ajustar a las necesidades de transparencia y oportunidades tecnológicas" que ofrece y exige la sociedad.

El objetivo, ha indicado Roselló, es mejorar el funcionamiento de las administraciones públicas, y en este sentido, considera que la Sindicatura cuenta con "una buena base", por lo que no pretende llevar en su interior "una revolución", pero sí hacer mejoras para "no caer en la autocomplacencia".

Ha recordado que la Sindicatura de Cuentas tiene como función "el control de las cuentas del sector público" y ha deseado que no se la vea como "una institución que quiere poner trabas a la Administración" ya que, al contrario, "debe ser estimular actuaciones" que mejoren su eficacia.

"Es más fácil girar la cara y evitar los problemas para no decir lo que se hace mal, pero no es la función de esta Sindicatura", ha enfatizado Roselló.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

3 comentarios