www.mallorcadiario.com

Experiencia e independencia

lunes 17 de agosto de 2015, 06:44h
La directora general de Turismo del Govern de les Illes Balears, Pilar Carbonell, ha asumido desde la independencia y la no pertenencia a ninguna formación política de las que integra el Ejecutivo o que le da soporte parlamentario, una responsabilidad muy difícil y comprometida. Deberá asumir la interlocución con el sector turístico y también con los hoteleros, lo que no será fácil si se tiene en cuenta el posicionamiento previo que han hecho algunos partidos como Podem Illes Balears o como la cuestión del impuesto turístico, del que ya se ha iniciado la redacción de un primer borrador y que cuenta con la oposición frontal y rotunda de los hoteleros, a quienes el Govern quiere encargar (como ya sucediera en 2002 y 2003) la recaudación de la tasa, a la espera de una regulación de las viviendas vacacionales, tema también muy espinoso.

Carbonell conoce el terreno que pisa y no es ninguna desconocida. No solo niega tener malas relaciones con los hoteleros, sino que presume de que son muy buenas, algo que le vendrá muy bien si se confirma. Anuncia su intención de querer mirar hacia el futuro sin lanzar reproches del pasado. Y también afirma que no cambiará lo que funciona, aunque sí lo mejorará. Se reivindica como una"profesional técnico" que proviene del sector turístico. Veremos si su declaración de intenciones se ve confirmada por los hechos en una legislatura que para ser viable, ha de poner de acuerdo a, como mínimo, tres partidos políticos en sus iniciativas legislativas y de gestión.
Compartir en Meneame